Tecnología y Tendencias
Miércoles, 7 de Mayo del 2014

Realidad aumentada: El futuro de los probadores

Para algunos puede resultar increíble, pero lo cierto es que la realidad aumentada ha adquirido gran importancia.

La realidad aumentada consiste en superponer elementos virtuales a elementos reales. A diferencia de la realidad virtual, que utiliza exclusivamente elementos virtuales, ésta mezcla los dos conceptos, lo que permite crear experiencias más reales  y cercanas al usuario.

Lo cierto es que la realidad aumentada no es una nueva tecnología, pero gracias al aumento de smartphones y tablets con conexión a internet y a la cultura de este nuevo tipo de consumidores su uso comienza a ser cada vez más común.

En la edición del año pasado de OMExpo muchas personas presentes tuvieron la oportunidad de ver ejemplos en vivo y en directo de campañas de publicidad en las que la realidad aumentada era la protagonista. Un ejemplo fue la de General Optica, una de las marcas pioneras en utilizar esta tecnología al alcance de sus clientes.

¿Se imaginan pasar un Ipad por una habitación vacía de vuestra casa y verla totalmente amueblada? O mejor aún, ¿Ir de compras sin tener que vestirse o desvestirse infinidad de veces en los probadores?

Pues esto es ya, y nunca mejor dicho, una realidad. El “virtual fitting room” es uno de los proyectos que muchas marcas se plantean. ¿Cómo funciona? Muy sencillo. Te miras en el espejo y las prendas, virtuales, se superponen a tu reflejo real. Además, las prendas se mueven contigo.

Un claro ejemplo es la herramienta que Ar Door ha creado para la conocida firma Top Shop, en la que los clientes pueden probarse la ropa sin necesidad de pasar por el probado. ¿Cómo? Una cámara escanea sus cuerpos y permite ver los modelos de ropa en 3D.

Son muchas las marcas que se han animado en su uso. Bulgari o Channel se han unido a la experiencia creando probadores virtuales de joyas que facilitan la experiencia a sus clientes. Springfield propone un “virtual dressing room” que permite a sus clientes probarse la ropa desde cualquier parte, imprimiendo un código previamente.

Lo más probable es que nuestras primeras experiencias con la realidad aumentada sean a través de la publicidad. Sin embargo, su potencial es mucho mayor y aún no somos conscientes de la cantidad de posibilidades que nos brinda esta tecnología.

Desde utilizar la pantalla de nuestro móvil para ampliar información del entorno donde nos encontramos tan solo con enfocar con la cámara, pudiendo saber así desde la ubicación exacta, los establecimientos cercanos, la historia de la zona, la información del tiempo, el número de personas que hay en ese momento, etc. Hasta su uso en educación, ampliando información de libros y haciendo la enseñanza mucho más gráfica y explícita.

Interesante, ¿verdad? Todo estos avances son opciones de gran importancia que con los años se irá mejorando e implantando en las tiendas. De esta forma evitaremos colas y podremos probarnos toda la tienda sin tener límite de prendas.

[post-views]
Suscríbete al boletín y recibe el mejor contenido en tu correo.

Benchmark Email