Internacionales
Lunes, 7 de Abril del 2014

Recambio generacional dentro del grupo Falabella

Carlo Solari tomaría la presidencia, mientras que Juan Carlos Cortés se hará cargo de la vicepresidencia del retailer.

El próximo 29 de abril, durante la junta anual de accionistas, el gobierno corporativo de Falabella reflejará el cambio de era de la compañía.

Ese día, Juan Cúneo dejará la presidencia del retailer, que ocupa desde 2011, marcando la salida de las antiguas generaciones de las familias fundadoras de la compañía. En su lugar, Carlo Solari asumirá como presidente, mientras que Juan Carlos Cortés, hijo de Teresa Solari, asumirá la vicepresidencia.

La salida de Cúneo se dio producto de una decisión personal, para dedicarse a otros temas, alejándose de la primera línea, y para dar espacio a las nuevas generaciones de las familias. De hecho, algo de eso esbozo en una carta que envió a los colaboradores del grupo.

Con los cambios que se producirán hacia fin de mes, la cúpula del grupo terminará de renovarse, con la nueva generación ingresando por completo al retailer. Algo de eso ya se anticipaba cuando a fines de 2010 otro de los estandartes del grupo, Reinaldo Solari, dejó el cargo.

El primer paso en esta línea lo dio hace unos años Liliana Solari, al dejar a su hijo Carlos Heller en su lugar; le siguieron sus hermanas María Luisa, que cedió su puesto a su hija Cecilia Karlezi; y María Teresa, en favor de su hijo Juan Carlos Cortés.

Según entendidos, el nombramiento de Cortés responde al alto involucramiento y compromiso que tiene con Falabella. Además, porque de todos los directores es quien tiene disponibilidad para dedicarse al cargo.

En tanto, al sillón que ocupaba Cúneo como director, llegará su hija Paola, quien participa en la mesa de algunas filiales y está involucrada en la viña familiar Casas del Bosque. Reforzando la idea de recambio generacional en la firma de mayor valor bursátil del país.

Todos los cambios, dicen cercanos, estaban estipulados en el pacto controlador del grupo.

En todo caso, los movimientos muestran el deseo de las familias fundadoras de conservar los puestos clave -y el destino- de la compañía, con Sandro Solari, hermano de Carlos, como gerente general corporativo del grupo.

Esto, tendría como fin aprovechar las sinergias que generaría el trabajar con su hermano, él desde la parte operativa y Carlo entregando lineamientos y definiciones. Algo así como lo que lograron Juan Cúneo y Reinaldo Solari durante 30 años.

El nuevo hombre fuerte

Carlo Solari tendrá la misión de ocupar el puesto que ocupó su padre durante 25 años. Cercanos al ejecutivo no dudan de sus capacidades para lograr que Falabella siga escalando peldaños.

En la industria es reconocido el rol que jugó Carlo en la fusión con la familia Del Río, controladores de Sodimac, a inicios de la década del 2000. Luego, también tuvo una participación especial durante la fallida fusión con D&S, como parte del comité de fusión.

Tras esto, ingresó como parte del comité asesor del directorio -encargado de analizar los planes de expansión del grupo- desde donde fue potenciando el área financiera, lo que luego coronó como presidente de Banco Falabella. Luego de esto, pasó a ser parte del directorio en 2010.

Carlo Solari es ingeniero civil industrial de la Universidad Católica. En 2000 partió a perfeccionarse a un MBA en Wharton y después trabajó un año en Londres, en la consultora Booz Allen & Hamilton. Quienes lo conocen aseguran que Carlo tiene muchas habilidades blandas, de buen trato, aunque es decidido y de ideas firmes.

Por todo lo anterior, al interior del grupo comentan que era el mejor hombre para suceder a Cúneo, porque tiene el ADN Falabella y por su preparación académica.

Para el grupo era importante dar el salto generacional debido al nuevo escenario que asoma para Falabella: una empresa presente en seis mercados, uno de ellos Brasil, la mayor economía de la región. Pero no conforme con eso, el grupo ha estado mirando otros mercados, como México y países adyacentes a aquellos donde han puesto su bandera.

Además, era necesario para tener olfato a los cambios sociales y culturales que está viviendo el mundo, en medio de la globalización, con la fuerte penetración de Internet y la telefonía. Algo a lo que Falabella está apostando, con su ingreso como Operador Móvil Virtual y con el refuerzo que han dado a su canal e-commerce.

[post-views]
Suscríbete al boletín y recibe el mejor contenido en tu correo.

Benchmark Email