Internacionales
Martes, 23 de Octubre del 2012

Retailers apuestan por marcas propias para combatir el showrooming

Lo bueno del showrooming es que obligó a los comerciantes a buscar soluciones originales.

A medida que avanza el concepto de showrooming – es decir, cuando los compradores van a las tiendas para mirar productos y después los compran online en tiendas como Amazon- los locales a la calle están buscando nuevas estrategias de negocios para poder sobrevivir. Es por eso que retailers como Target, Macy´s y Family Dollar han lanzado sus propias marcas para poder competir en términos de ventas y no ser solamente un salón de exposición.

Valen dos ejemplos: la tienda de descuentos Target se alió con la lujosa Neiman Marcus para crear una colección de moda y accesorios para el hogar que se venderá en las dos cadenas. Mientras, Macy´s se prepara para instalar puestos de la juguetería Toys “R” Us para las próximas fiestas.

La razón es que los comercios tradicionales se sienten muy presionados por el aumento del showrooming. No quieren que los consumidores se acerquen a sus tiendas solo para mirar los precios y la calidad de los productos y luego comprarlos online. Por eso están agresivamente desarrollando nuevos ángulos.

Algunas marcas están buscando ayuda online. Family Dollar o Lowe comenzaron a usar Bamboo Rose, una comunidad de e-marketing que permite a los retailers compartir ideas e información de productos para mejorar el negocio. La idea detrás de este software es ahorrar tiempo y costos en el arduo proceso de crear nuevas marcas. Los gerentes y expertos en comunicación y diseño logran subir información a la aplicación que la analiza y ofrece una síntesis que pueden usar para rediseñar la marca.

Lo bueno del showrooming es que obligó a los comerciantes a buscar soluciones originales: la creación de marcas propias les permite dejar de pensar en lo que hacen los demás y más en productos innovadores que puedan atraer a los consumidores a comprar en las tiendas y en ningún otro lugar más.

Aunque algunos prefieren este camino, otros, como Best Buy, proponen otro: la vieja estrategia de compensación de valor. Si el mismo producto sale más barato en Amazon, por ejemplo, devolverán la diferencia.

La competencia entre las tiendas de ladrillos y las de internet se está calentando, para beneficio de los consumidores.

[post-views]
Suscríbete al boletín y recibe el mejor contenido en tu correo.

Benchmark Email