Internacionales
Lunes, 19 de Septiembre del 2011

Retailers chilenos se preparan para enfrentar crisis económica

Analistas indicaron que los planes de contigencia implicarán aumentar las provisiones y reducir los límites en las líneas de crédito con más riesgo.

Los retaileres chilenos están tomando todas las precauciones necesarias para anticiparse a los efectos de la crisis económica anunciada en su pais. Desde el interior de las empresas reconocen que se han estado produciendo ajustes, lo que es confirmado por analistas del sector que proyectan crecimientos más moderados para el consumo en los próximos meses. Es más, fuentes de la industria reconocen que los planes de contigencia que comiencen a implementarse ahora, servirán para atenuar el golpe que podría sentirse sobre todo el 2012.

“De acuerdo a lo que hablamos con los managment de los diferentes retailers como Cencosud, Falabella, Ripley, Hites, claramente ellos están viendo que hay una caída del crecimiento, no necesariamente por una recesión, sino que también por otros efectos en la base de comparación de 2011 con 2010”, comenta el senior research analyst de Celfin Capital, Gustavo Fingeret. Agrega que “el same store sale, que compara las ventas de las mismas tiendas, en lo que respecta a Chile va a ser más bajo. Estamos viendo que el crecimiento del consumo va a estar más relacionado con el PIB entre un 3% y 5% lo que aplica para supermercados y tiendas”.

De hecho, indicadores como el Same Store Sales de Falabella ya muestran que mientras en los últimos cuatro trimestres las ventas de la firma se expandían a dos dígitos en sus distintos negocios en Chile, para este segundo trimestre se expandieron apenas a un ritmo del 3% en el caso de las tiendas por departamento y supermercados.

De aquí en adelante, las medidas que se irán desarrollando -dice un ejecutivo del sector- serán similares a las implementadas entre 2008 y 2009, una vez que la crisis se sintió con fuerza en el país. La primera vendría por el lado de aumentar el control del riesgo: “el riesgo es la primera variable que las compañías ajustan. Se modifican los sistemas de behavior scoring, que son los sistemas que tienen las empresas del retail para ir analizando el comportamiento de los clientes. Ahí se reducen los cupos en las líneas de crédito de las personas con mayor riesgo y quedan fuera del sistema. A nivel de cobranzas la mano se pone más dura con el cumpliento de pago de quienes están en mora”, dice.

Otro ejecutivo agrega que en un contexto de incertidumbre lo más probable es que las empresas van a aumentar sus provisiones y disminuyan sus colocaciones.

A nivel de tiendas por departamento, según Claudio Pizarro -del Centro de Estudios del Retail, Ceret- “a estas alturas los retaileres ya hicieron sus apuestas porque las compras se realizan con mucha anticipación, por lo que con suerte pueden hacer ajustes para la temporada primavera-verano 2012 en liquidaciones”.

Ante esta situación Fingeret proyecta que los márgenes de ganancias se van a mantener estables con un crecimiento en las ventas mucho menor impulsada por la venta de productos de marcas propia.“Lo primero que se deja de vender son los electródomésticos y después las primeras marcas, entonces se van a vender más productos de marcas propias porque dan márgenes más altos. Si hay mucho stock se aumetan las liquidaciones para ir vendiendo más rápido los productos”, comento al Diario Financiero de Chile.

http://www.df.cl

[post-views]
Suscríbete al boletín y recibe el mejor contenido en tu correo.

Benchmark Email