Comercio
Jueves, 14 de Febrero del 2013

Retailers de moda interesados en usar modelos virtuales para reducir costos

Vente-Privee y H&M ya están utilizando esta nueva ‘modalidad’.

Los minoristas de la moda, incluyendo el gigante global H&M y la tienda nórdica para jóvenes JC, están recortando costos y el drama asociado con las sesiones de fotos de moda. En vez de tener que lidiar con modelos fastidiosas y fotógrafos exigentes, algunas empresas están recurriendo a las personas de plástico y a una tecnología sofisticada de simulación para crear sus catálogos en línea.

Un ejemplo de ello es Vente-Privee, que vende en su sitio web productos de marcas que constantemente están cambiando, y su estrategia permite a los comerciantes administrar 50% más productos en el estudio cada día. El minorista toma fotos a más de 500.000 productos al año, utilizando 2,5 millones de imágenes, y estima que reduce los costos de producción en más de 65% con las modelos virtuales.

“Para las sesiones de fotos para catálogos ya no pagamos por modelos, fotógrafos, estilistas ni maquilladores”, señaló Ilan Benhaim, el cofundador del minorista francés en línea Vente-Privee. “Lo que tenemos ahora son dos personas en un estudio que visten a un maniquí, y un sistema de control de calidad”.

Por su parte, H&M, la cadena sueca de ropa económica, adoptó esta tecnología en sus primeras etapas. Sus modelos falsos resultaron ser demasiado convincentes. El año pasado, fue criticada por no divulgar que no eran verdaderos ya que, en teoría, usar a personas falsas pone mayor presión para que las mujeres y los hombres se vean perfectos. Las organizaciones de desordenes alimenticios criticaron lo que llamaron un uso innecesario de modelos falsos, mientras que los blogueros pidieron a los lectores que firmaran cartas solicitando a H&M usar modelos reales.

Cabe señalar que la empresa encargada de esta nueva tendencia, Looklet, sigue basando sus simulaciones en fotos de seres humanos, que guían la transformación de los maniquíes a personas que parecen reales. La empresa dice que paga un monto cuantioso a un grupo pequeño de modelos y después obtiene derechos infinitos para reusar las fotos. La compañía ahora planea crear maniquíes para niños y modelos de tallas grandes.

[post-views]
Suscríbete al boletín y recibe el mejor contenido en tu correo.

Benchmark Email