Internacionales
Jueves, 24 de Diciembre del 2009

Ripley elevaría número de directores y habrían diferencias entre actuales controladores

Especulaciones acerca de diferencias se habrían evidenciado tras junta de accionistas.

Según un artículo publicado en el Diario Financiero de Chile se menciona que las especulaciones  respecto a alguna hostilidad entre los actuales controladores de Ripley y el nuevo socio de la compañía, Alvaro Saieh, se habrían evidenciado tras la junta de accionistas de la compañía que tenía como fin revocar el directorio de la empresa y permitir la entrada del controlador de Corp Group. 

Inversiones R (controlador de la firma en nombre de los Calderón con un 64% de los papeles) sociedad en la que Marcelo Calderón tiene un tercio de las acciones, llamó a una nueva junta de accionistas en enero, donde se elevaría de nueve a once el número de directores. Dicha operación tendría como fin que los Calderón Volochinsky tengan mayor presencia en la compañía. De hecho, como trascendió, el cambio no estaría centrado solo en bloquear el ingreso de Saieh, sino que existirían diferencias entre los hermanos Marcelo y Alberto Calderón, Marcelo habría rechazado la propuesta de Inversiones R de ampliar al número de directores, lo cual no fue suficiente a la hora de proponer suspender la elección del directorio, según menciona Diario Financiero.

Las diferencias indica el diario, estarían en que la rama Calderón Volochinsky, quienes habrían estado en desacuerdo con el precio al que Marcelo Calderón ofreció sus papeles a Saieh ( $ 250 por acción). Antes de realizar esta operación, Marcelo Calderón ofreció sus acciones a su hermano y sobrinos -respetando su opción preferente- pero a un precio más alto. Otro asunto que no tendría tranquila a la rama ligada a Alberto, sería que, si finalmente no se permite el ingreso de Saieh al pacto controlador, éste podría vender sus acciones en la empresa, logrando una operación financiera que lo dejaría con un excedente de US$ 180 millones. Todo en un par de meses.

Actualmente Marcelo Calderón podrá nombrar sólo dos directores en la empresa, mientras que Saieh tendrá la opción de nombrar hasta tres y los Calderón Volochinsky seis. En el hipotético caso que Marcelo quisiera elevar su número de directores a tres, podría exigir que se cumplan las condiciones del pacto controlador, donde se estipula que puede exigir a su hermano la venta del 12,25% de Ripley, para quedar ambos con el 32,5%. Si los Calderón Volochinsky no aceptan dicha propuesta, Marcelo podría pedir anular el pacto controlador, incluso ofreciéndole a los Calderón Volochinsky -o a Alvaro Saieh- su 20% a precio de mercado.

[post-views]
Suscríbete al boletín y recibe el mejor contenido en tu correo.

Benchmark Email