Internacionales
Martes, 9 de Junio del 2015

Rob Walton dejó la posta a Greg Penner como presidente de Walmart

Rob Walton, de 70 años, se desempeñó como presidente por 23 años.

Fue el fin de una era en Walmart. Rob Walton, hijo del fundador de Walmart, renunció como presidente de la junta del gigante minorista, girando ahora el trabajo sobre de Greg Penner, su yerno. La medida fue anunciada en la reunión anual de la compañía que se realizó en el Bud Walton Arena de la Universidad de Arkansas.

Aunque el momento de la mudanza fue algo inesperado, Penner, quien es vicepresidente de la compañía, había sido ampliamente visto como el sucesor de Rob Walton. Cabe precisar, que la familia Walton tiene una participación de la propiedad de aproximadamente el 50% en la empresa y con este porcentaje mantiene en sus manos el control de la compañía.

Rob Walton, de 70 años, se había desempeñado como presidente de la junta por 23 años. Penner, de 45 años, está casado con Carrie, hija de Rob Walton, y ha trabajado para la empresa de manera intermitente durante 15 años. Penner comenzó su carrera en Goldman Sachs y luego sirvió a la compañía en una variedad de capacidades, incluyendo la ayuda para manejar el negocio en Japón.

Durante su mensaje, donde estuvieron presentes 14,000 empleados, accionistas y medios de comunicación, Rob Walton destacó el éxito, la historia y los nombres de los miembros de su familia que llevaron al éxito a la firma de Walmart. Asimismo, Walton presentó a Penner, lo cual sorprendió a la multitud con su inesperado anuncio de su renuncia.

“Sería imposible exagerar el impacto de Rob Walton en Walmart y el grado de compromiso que ha tenido en los últimos años” dijo en su discurso su sucesor Penner. Por su parte, los ex directores generales David Glass, Lee Scott y Mike Duke también hablaron de las contribuciones del presidente saliente.

Rob Walton fue visto detrás de las escenas como una fuerza constante en la compañía, supervisando la participación de su familia, un valor de $ 120 mil millones. Aunque la compañía ha crecido durante su mandato, también ha sido asediado por las investigaciones, escándalos, incluyendo uno en sus operaciones en México, y las protestas sobre sus bajos salarios.

Las acciones de Walton han tenido un bajo rendimiento en los últimos años. Por lo tanto, en el futuro, Penner tendrá un duro camino dentro de la empresa más grande del mundo que mueve alrededor de 482 mil millones dólares en ventas anuales.

La compañía anunció recientemente que dar aumentos a cerca de 500.000 trabajadores, o casi el 40% por ciento de sus empleados, dentro de los próximos seis meses.

Rob Walton, que nunca quiso ser director general de la empresa, sabe lo difícil y complicado que es el papel del presidente. Es algo que ahora tendrá que entender Greg Penner.

Esta noticia es auspiciada por:

 

[post-views]
Suscríbete al boletín y recibe el mejor contenido en tu correo.

Benchmark Email
Etiquetas