Internacionales
Martes, 28 de Abril del 2015

Rusia apuesta por fast food al estilo McDonald’s

El proyecto bautizado como ‘Let’s eat at home!’, generaría una inversión de 19 millones de dólares.

Rusia apuesta por una cadena nacional de restaurantes que rivalice con las marcas occidentales de comida rápida como McDonald’s, Burger King, entre otras.

Invirtiendo casi 1,000 millones de rublos (19 millones de dólares) en un proyecto restaurantero emprendido por el cineasta ruso ganador del Oscar, Nikita Mikhalkov, que indicó que esta iniciativa empresarial creará alternativas a la comida rápida occidental.

El cineasta se reunió con el viceprimer ministro ruso Arkady Dvorkovich el jueves y obtuvo un préstamo respaldado por el Estado para cubrir el 70% de la inversión inicial de 1,000 millones de rublos, según informó la prensa rusa.

Mikhalkov también envió una carta al presidente Vladimir Putin para pedir su respaldo al patriótico proyecto, bautizado “Let’s eat at home!” (Comamos en casa).

La cadena de 41 restaurantes y 91 locales de comida utilizará productos locales, lo que impulsará la agricultura rusa, asevera la carta. Aproximadamente un tercio del menú ofrecerá especialidades regionales.

El aclamado director, quien ganó un Oscar por su película ‘Quemados por el sol’ en 1995, es un abierto partidario de Putin y se sabe que son amigos.

Críticas al proyecto

Sin embargo, el proyecto ya ha sido criticado por Alexei Kudrin, ex ministro de Finanzas de Rusia, quien dijo que el apoyo estatal a la cadena podría dañar a las pequeñas y medianas empresas.

Rusia ha prohibido la mayoría de las importaciones de alimentos occidentales en respuesta a las sanciones económicas impuestas por Occidente por el papel de Moscú en la crisis de Ucrania.

McDonald’s en Rusia

La cadena estadounidense McDonald’s es una entre muchas empresas occidentales cuyos negocios se han visto afectados en Rusia.

El año pasado, la agencia rusa de protección al consumidor cerró varios locales de McDonald’s en el país, incluyendo su restaurante insignia en Moscú. Oficialmente, los establecimientos fueron cerrados debido a cuestiones sanitarias, pero muchos atribuyeron la medida a razones políticas.

McDonald’s dejó de operar en Crimea después que la región fuera anexada por Rusia en la primavera pasada.

Esta noticia es auspiciada por:

[post-views]
Suscríbete al boletín y recibe el mejor contenido en tu correo.

Benchmark Email
Etiquetas