Internacionales
Martes, 10 de Febrero del 2015

¿Sears podrá recuperarse de la crisis?

El minorista icono en Estados Unidos pasa por una mala situación; sin embargo se espera que logre una recuperación y vuelva a renacer.

Una gran cantidad de personas tiene una mala opinión acerca del futuro de Sears, algunos incluso esperan la cancelación del minorista estadounidense.

Pero al menos un administrador de inversiones, cree que el minorista está siendo subestimado y que una reaparición es totalmente posible.

“Creo que todo el mundo piensa que Sears se va a la quiebra, pero mi optimismo es desde la perspectiva de la inversión”, dijo Don Ingham, director de la Décima Avenida Holdings y gestor de la cartera del Fondo Core TAH, que tienen inversiones en Sears.

Ingham dijo que si bien fue agresivo el recorte de costos, y los cierres de tiendas y layoffs de Sears, esas medidas enmascaran el rendimiento y hacen que la situación parezca peor de lo que es.

Sears ha hecho un trabajo duro

Uno de los argumentos fundamentales de Ingham, es que Sears ha tomado una serie de pasos dolorosos y costosos para darle vuelta a su mala situación.

Sears es una empresa gigantesca que ha estado en la escena minorista estadounidense, y no sólo es una parte del paisaje de la industria al por menor por más de 125 años, sino que también ayudó en muchas forma al comercio minorista, siendo como el Amazon de los siglos 19 y 20.

Y ahora, dice Ingham, el minorista está perturbado por el nuevo cambio de su masiva presencia de tiendas físicas en los EE.UU. y Canadá, al comercio electrónico y tiendas de buen rendimiento.

“Es difícil convertir un barco tan grande, pero Sears ha arrojado tiendas de bajo rendimiento y realizado inversiones masivas en su innovador sitio de compra con camino a un programa de lealtad y de comercio electrónico establecido el 2009”, señala.

El minorista ha sido criticado por el estado mediocre de sus tiendas, y cuando Sears cerró su tienda insignia en Chicago, parecía un poco como admitir su derrota.

Además de esto, la agencia de calificación crediticia, Fitch Ratings, en septiembre del año pasado advirtió que el minorista puede no tener el dinero para operar más allá del 2016, y no le sorprendería que los ingresos bajen un 9% a 10%, este año.

Pero Ingham dice que, si bien pueden haber lucido bien ante algunos inversores y observadores que Sears invierta en las tiendas, la decisión inteligente ha sido concentrarse en el comercio electrónico, y poco a poco decidir que almacenes necesitaba cerrar.

“Si ellos no invierten mucho en línea e invirtieron más en las tiendas, las ventas y las ganancias se habrían visto mejor, pero seguiría siendo irrelevantes, porque habría sido una pérdida de dinero”, apunta Ingham.

Sears tiene muchas fortalezas

Sears figura entre los 10 minoristas más favorecidos en línea en Estados Unidos, superando a los sitios de comercio electrónico de LL Bean, Macy’s, y el Club de Sam, entre otros, según la revista Internet Retailer.

Sears cuenta con una gran cartera de bienes raíces que acumuló a lo largo del último siglo a través de América del Norte. Además, la compañía a finales del año pasado anunció que está explorando un plan para aprovechar gran parte de su propiedad en el fondo de inversión inmobiliaria (REIT), lo que podría traer como $ 1,9 mil millones.

Además las marcas de Sears, Craftsman y Kenmore, todavía superan a otras en el reconocimiento del nombre y la confianza del consumidor. Algunos han sugerido incluso que podrían sobrevivir muy bien, fuera de Sears.

En redes sociales, Sears fue el centro comercial más popular en Facebook durante fiestas, con más de 12 millones de likes, comentarios y acciones, según la empresa de marketing Searchmetrics.

Por último, el propio fondo de cobertura según el CEO de Sears, Eddie Lampert, ha dado el tiempo al minorista y un respiro para conseguir algunos de los cambios realizados. Aunque a menudo criticado por sus acciones, cuando se trata de Sears, Ingham dice que Lampert ha tomado las decisiones difíciles, pocas veces tomadas bajo el tipo de escrutinio que enfrenta una empresa que cotiza en la bolsa.

“Casi nunca se ve esto cuando una empresa es pública. Dada la mano que tiene ahora, Lamper está tomando las decisiones adecuadas”, dice Ingham.

Sears ha estado al borde del abismo antes

Lo que pasa con Sears, una empresa con más de 125 años, es que ha existido el tiempo suficiente como para haber tenido que cambiar unas cuantas veces.

Andrea Ovans, escribió en la revista Harvard Business Review, una crónica de las muchas veces en que Sears ha estado al borde del abismo.

Además, Sears ha tenido que adaptarse a la llegada del automóvil, la población de Estados Unidos que pasó de las granjas, a las ciudades y los suburbios, en tiempos de guerra, en tiempos de paz, y los cambios bruscos en los gustos y comportamientos de los consumidores.

“La transformación de Sears era más que un cambio en la estrategia de marketing. También hubo un cambio en la lógica y la cultura de la empresa. De hecho, el proceso de alterar la lógica es lo que cambió la cultura y describió el giro radical en Sears”, dice Andrea Ovans en su crónica.

Ante esto Don Ingham asegura: “Desafortunadamente, hay personas que van a perder sus puestos de trabajo. Pero en comparación con muchos otros minoristas, Sears se ha movido agresivamente a donde tienen que estar”.

Esta noticia es auspiciada por:

[post-views]
Suscríbete al boletín y recibe el mejor contenido en tu correo.

Benchmark Email
Etiquetas