Internacionales
Miércoles, 1 de Octubre del 2014

SMU alcanza acuerdo con bancos en Chile

En el primer semestre del año ha reducido en aproximadamente un 30% su deuda financiera.

SMU logró un acuerdo total con los bancos participes del crédito sindicado y con el banco BICE, modificando los contratos de reprogramación de deuda, culminando así la negociación anunciada el 2 de septiembre pasado, según un hecho esencial enviado a la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS).

Marcelo Gálvez, gerente general de SMU, manifestó su satisfacción por el acuerdo y expresó que “con la firma de este acuerdo solucionamos definitivamente los temas pendientes con los bancos y podemos concentrar nuestra atención en el foco del negocio, que ya desde hace algunos meses muestra una tendencia claramente positiva. Las ventas de activos prescindibles siguen su curso y tan pronto se materialicen, abonaremos esos recursos y seguiremos disminuyendo la deuda con los bancos”.

Gálvez afirmó que “existe un compromiso permanente del accionista controlador, que nos permite garantizar que cumpliremos con el pago a los bonistas el próximo año y con el pago a los Bancos, en el evento de retrasarse el proceso de venta de activos prescindibles”.

En el marco del plan de fortalecimiento financiero, SMU redujo en un 24% su deuda financiera con la banca en enero pasado y suscribió un contrato de reprogramación que estructuró buena parte del saldo de la deuda en dos tramos de largo plazo hasta 2020.

El saldo, equivalente a UF 2.774.061,25, se estableció en dos cuotas de corto plazo, que de alguna manera se vincularon a la venta de Construmart y Montserrat.

La firma ligada a Álvaro Saieh, explicó que considerando que a la fecha no ha habido ofertas concretas por esos activos y al no disponer de ese ingreso extraordinario, contemplado para amortizar esa cuota del convenio de reprogramación, fue necesario explorar conjuntamente con los bancos una mejor solución.

En virtud del acuerdo firmado, los accionistas controladores adquirieron con esta fecha a los bancos UF 479.516,41 de la deuda de corto plazo antes indicada. De esta forma, la deuda de SMU con los bancos se reduce en el mismo monto.

Es decir, SMU en el primer semestre del 2014 ha reducido en aproximadamente un 30% su deuda financiera con los bancos, según explicaron.

El saldo, se consolida en una cuota que se pagará el día 1 de Junio del 2015, si a esa fecha no se han vendido los activos total o parcialmente, el saldo se prorrogará al 1 de diciembre de 2015. Si a esta última fecha los activos prescindibles no se han vendido o quedare un saldo no cubierto con el producto de esas ventas, el saldo será pagado a largo plazo, con vencimientos desde el 2016 y hasta el 2020.

Esta última prórroga está sujeta a que se haya materializado el pago de la deuda con bonistas al 30 de noviembre del 2015. El controlador se ha comprometido a obtener los recursos para dicho pago.

En opinión de Gálvez, el acuerdo alcanzado con los bancos “alinea de mejor manera nuestros flujos operacionales con el servicio de la deuda y nos permite continuar concentrando los esfuerzos en el plan de mejoramiento de la competitividad lanzado el año pasado.

Este plan ya presenta significativos avances, con un EBITDA de $27.872 millones en el primer semestre de 2014 e ingresos por $ 947.122 millones, creciendo 3,6% a pesar de haber reducido el número de locales respecto del año anterior”.

[post-views]
Suscríbete al boletín y recibe el mejor contenido en tu correo.

Benchmark Email