Internacionales
Lunes, 19 de Mayo del 2014

SMU busca mejorar sus estrategias con nueva gerencia de eficiencia operacional

Estructura tiene como misión avanzar en los objetivos del eje operativo, como rentabilizar la cadena de abastecimiento.

Dentro de la estructura multiformato de SMU –presente en supermercados con Unimarc, en el segmento mayorista con Alvi y Mayorista 10, en tiendas de conveniencia con OK Market y en ventas online con Telemercados, apuntando a todos los segmentos socioeconómicos y hábitos de compra–, uno de los grandes desafíos es profundizar la calidad de la gestión y potenciar las sinergias.

Para ello, se creó una nueva gerencia de eficiencia operacional que se sumó a la gerencia comercial y de logística a nivel del grupo, y al frente de la cual fue designado Gustavo Braun.

El principal objetivo de SMU en este ámbito es rentabilizar la cadena de abastecimiento, objetivo que se funda en el avance de su proyecto Renca, cuya columna vertebral es la reestructuración del sistema de centros de distribución, que se bajó de diez a ocho complejos a nivel nacional pero incorporó tres nuevos recintos en Concepción, Puerto Montt y Antofagasta.

“Entendía que habían desafíos comerciales y operacionales enormes –terminar de integrar 60 cadenas es algo único– pero no sabía que era más grande que lo que creía, precisamente por la crisis que vivimos el año pasado, principalmente financiera”, reconoce  Marcelo Gálvez quien cumplió un año en la gerencia general de SMU.

Ello lo menciono aludiendo al desenlace del proceso que partió hace tres años con la ambiciosa expansión que encumbró a SMU como el tercer actor de la industria y entró desde 2012 en una espiral de problemas a todo nivel con consecuencias como las pérdidas por casi US$ 1.000 millones sufridas en 2013.

Tras calificar el lapso enero-marzo de 2014 como el “primero de la recuperación” dentro de su plan trianual 2014-2016 –destacando el crecimiento de 5,5% en ventas equivalentes y el alza en índices como la disponibilidad de productos en sala (in stock) al 95%– Gálvez detalló los avances en el tercer eje del plan de recuperación: la mejoría en las ventas y las operaciones.

El “Plan B” financiero

Tras el duro ajuste operativo aplicado en el último trimestre de 2013 -con la desvinculación del 20% del personal y la reducción del 10% de los locales- el saldo hasta ahora es de 47 puntos de venta cerrados.

Y si bien los restantes establecimientos se encuentran bajo evaluación, aclara que “no están previstos cierres masivos, y 
ahora vienen mejoras graduales con pequeños ajustes consistentes y permanentes”. En una señal de ahorro, la empresa mantiene su decisión de trasladar su sede corporativa, y a inicios de este mes entregaron dos pisos de los siete que tiene en el edificio corporativo del grupo en Nueva Las Condes.

El tercer pilar es el fortalecimiento financiero, que tiene pendiente la venta del 40% de Montserrat y el 100% de las firmas Construmart y Mayorsa en Perú, operaciones respecto de las cuales no se han registrado novedades. Sobre la eventualidad de que estos procesos no lleguen a buen puerto, SMU diseña un Plan B y “estamos evaluando opciones”, señala.

[post-views]
Suscríbete al boletín y recibe el mejor contenido en tu correo.

Benchmark Email