Internacionales
Miércoles, 3 de Febrero del 2016

Starbucks: Más que una bebida, una experiencia

CEO-howard-peru-retail

Howard Schultz, CEO de Starbucks, cambió la historia en el mundo del café, dándole un estilo de vida diferente y llevándolo a todos los rincones del mundo.

Starbucks nació en 1971 con la filosofía de ofrecer un buen café y todo lo que se genera alrededor de una taza de café, sin embargo, Estados Unidos carecía de una cultura cafetera, pero esto cambiaría radicalmente con la llegada de Howard Schultz quien revolucionó cómo las personas consumen esta bebida.

Nacido en 1953, Howard Schultz creció en los barrios pobres de Brooklyn y logró asistir a la universidad, pagándosela de su propio bolsillo con grandes esfuerzos.

Acostumbrado a luchar por lo que quiere, el ejecutivo escuchó varios ‘no’ antes de crear su imperio cafetero. Conoció Starbucks –una pequeña cadena de cafeterías de Seattle– cuando trabajaba para una empresa sueca.

Enamorado del café, pasó rápidamente a trabajar para la firma. Sin embargo, tras un viaje a Italia, se dio cuenta de que “el verdadero negocio estaba en la integración de la bebida”, indicó en una entrevista a Bloomberg.

Nadie creyó en su idea de convertir Starbucks en una cafetería donde los clientes pudiesen experimentar nuevas variedades de café, ofreciendo una experiencia diferente.

Ello lo llevó a abrir su propia cadena de cafeterías llamada “Il Giornale”. En 1987, tras el éxito rotundo de su firma, y cuando la empresa de Seattle se encontraba en apuros financieros, pudo comprar Starbucks por US$3,8 millones, haciendo realidad su sueño.

“Un emprendedor tiene que asumir riesgos. Si teme que se le vaya a estigmatizar por un fallo, estará cometiendo un gravísimo error. Y es que las dos cualidades que ha de atesorar son la curiosidad y la valentía”, explicó en una conferencia en Madrid.

LEE TAMBIÉN: “Vietnam es un mercado interesante para Starbucks”

starbucks-imagenes-peru-retail

LA ESENCIA DE LA MARCA: MUCHO MÁS QUE UN CAFÉ

Para Schultz, la esencia de Starbucks reside en ser los “abastecedores del café de mayor calidad del mundo”. Pero no sólo eso; antes de que el cliente deguste ese café, ya debe quedar atrapado por el particular ambiente acogedor del establecimiento.

Éste es, en opinión de Howard Schultz, el tercer lugar, tras el hogar y el centro de trabajo, en el que una persona conecta con los demás (o se reencuentra consigo mismo).

Conseguir conciliar el crear una experiencia auténtica y personal y ser una empresa global que produzca beneficios; ése es un rasgo que ha caracterizado a Starbucks.

Y como el café es la gran seña de identidad de Starbucks, su reinvención tuvo que empezar por ese producto: “no podríamos transformar la empresa si no éramos los mejores en nuestra actividad básica”.

Pero, una vez más, su verdadero valor era la conexión emocional, establecer el vínculo emocional con los clientes. “La innovación tiene que ver con replantearse la naturaleza de las relaciones, y no con sólo replantearse los productos”.

En la actualidad, Starbucks es una compañía con una capitalización bursátil de casi US$90 mil millones, está presente en más de 65 países y cuenta con 21 mil establecimientos a escala global.

Los resultados del último trimestre del 2015, muestran que, a pesar de que los ingresos de la empresa se quedan por debajo de las expectativas de Wall Street, sus ventas crecieron en 8%, impulsadas por el crecimiento en Asia Pacífico y China, donde planea abrir unas 500 tiendas este año.

STARBUCKS-CAFETERÍA-730

[post-views]
Suscríbete al boletín y recibe el mejor contenido en tu correo.

Benchmark Email
Etiquetas