Internacionales
Martes, 10 de Marzo del 2015

Telefónica alista la estrategia para retomar su crecimiento

Sus ganancias cayeron bruscamente en el cuarto trimestre del 2014.

email

Las ganancias de Telefónica disminuyeron bruscamente en el cuarto trimestre, después de que el grupo español de telecomunicaciones fuera afectado por la debilidad de la moneda venezolana, pero prometió un retorno al crecimiento en el 2015.

El grupo español planea invertir fuertemente en mercados claves en España y América Latina, en momentos en los que vende sus negocios en países menos rentables como el Reino Unido y la República Checa.

César Alierta, presidente ejecutivo, explicó lo siguiente: “el grupo planea concentrar nuestras operaciones en los mercados con mayor potencial de crecimiento y, al mismo tiempo, aumentar nuestra escala en esos mercados”.

“La ejecución de nuestra estrategia de transformación en los últimos años, junto con el cambio evidente en las tendencias que está en curso, nos llevan a mejorar el nivel de nuestra ambición para los próximos dos años”, expresó.

Telefónica está en conversaciones exclusivas para vender O2 –su negocio móvil en el Reino Unido– a Hutchison Whampoa de Hong Kong, y ya ha vendido sus negocios en Irlanda y la República Checa.

El grupo tiene como meta un crecimiento de ingresos interanual del 7% para el 2015 a tipos de cambio constantes, excluyendo al Reino Unido y Venezuela. Sin embargo, un cargo de reestructuración de su negocio en Alemania y una reducción del valor de sus participaciones en Italia pesaron sobre los resultados, junto con la decisión de adoptar un nuevo tipo de cambio del bolívar venezolano, lo que reducirá el valor de sus activos en el país en 2,8 mil millones de euros.

Venezuela opera con un régimen cambiario complejo, con diferentes tasas paralelas para el bolívar frente al dólar. Telefónica dijo que la nueva tasa que ha adoptado –alrededor de 50 bolívares por dólar, en comparación con los 6,3 previos– fue “la más representativa entre los tipos de cambio disponibles”.

Los ingresos operativos antes de la depreciación y amortización cayeron un 35,9% interanual hasta los 3,2 mil millones de euros en el cuarto trimestre, mientras que los ingresos cayeron un 14,1% hasta los 12,4 mil millones de euros. Los ingresos netos se desplomaron 90% hasta los 152 millones de euros en los tres meses previos al final de diciembre.

La presencia a largo plazo de Telefónica en los mercados latinoamericanos de rápido crecimiento representa alrededor de la mitad de sus ingresos y ha ayudado a compensar la disminución en los mercados maduros de Europa en los últimos años.

La compañía está tomando un papel activo en un proceso más amplio de consolidación de las telecomunicaciones en el continente, habiendo llegado ya a un acuerdo para adquirir GVT, proveedor brasileño de banda ancha, de Vivendi.

Otras monedas de América del Sur –incluyendo el peso argentino y el real brasileño– también tuvieron un impacto negativo en Telefónica.

En general, las fluctuaciones monetarias debilitaron el crecimiento interanual de los ingresos operativos en 23,9 puntos porcentuales durante el cuarto trimestre, dijo la compañía.

Aunque Telefónica ha estado lidiando con el crecimiento de los mercados de telecomunicaciones –y la inestabilidad monetaria– en América Latina, también se ha ido adaptando a los cambios fundamentales en la industria global.

Al igual que muchos otros proveedores de telecomunicaciones, ha intentado reinventarse a sí misma como una “compañía de telecomunicaciones digital” que ofrece una gama de servicios relacionados con los datos mediante paquetes combinados de servicios.

El acceso a la televisión de pago creció por séptimo trimestre consecutivo, con 437.000 nuevos clientes netos en el cuarto trimestre.

A lo largo del año, el total de nuevos clientes netos fue de 1,6 millones. Los contratos de teléfonos inteligentes, otro “servicio de alto valor” para la compañía, crecieron 39% en el 2014, hasta alcanzar 90,4 millones, poco más de un tercio de toda la base de acceso.

Durante todo el año, los ingresos fueron de 50,4 mil millones de euros, lo cual representó una disminución del 11,7% interanual según cifras reportadas, pero un aumento del 2,6% sobre una “base orgánica”. Los ingresos netos fueron de 3 millones de euros, una disminución del 34,7 por ciento.

Esta noticia es auspiciada por:

email
[post-views]
Suscríbete al boletín y recibe el mejor contenido en tu correo.

Benchmark Email
Etiquetas