Internacionales
Jueves, 14 de Abril del 2016

Uniqlo reducirá precios para elevar sus ventas tras bajos resultados

Uniqlo

El gigante textil japonés Fast Retailing, operador de Uniqlo, reestructurará sus estrategias de precios para recuperarse en el mercado internacional.

Tras los bajos resultados obtenidos en el primer semestre, el grupo textil japonés Fast Retailing, dueño de Uniqlo, anunció que tomará medidas a corto y mediano plazo para volver a rentabilizar sus negocios los próximos meses en el mercado internacional.

En ese sentido, la compañía modificará la política de precios de su cadena principal, Uniqlo. El presidente de Fast Retailing, Tadashi Yanai, afirmó que reducirá los precios de Uniqlo con el objetivo de reconducir la evolución de sus ventas, publicó en su portal Modaes.es

“Los clientes no han estado de acuerdo en que los productos con precios más altos tiene un valor justo”, sostuvo Yanai en declaraciones al medio japonés The Nikkei. El empresario ha hecho estas declaraciones en referencia a la escalada de precios que ha registrado Uniqlo en los últimos dos años.

LEE TAMBIÉN: Fast Retailing rebaja su previsión de beneficios en el primer semestre

“El mercado ha atravesado una situación muy dura. Cometimos el error de subir precios en estas circunstancias. El sentimiento de los consumidores ha resultado ser mucho peor de lo que esperábamos”, explicó el alto ejecutivo.

A lo largo de los últimos dos años, la compañía japonesa, número cuatro mundial de la gran distribución de moda, ha llevado a cabo dos subidas consecutivas de precios.

En el 2014 elevó sus precios a un 5%, en el 2015 el aumento fue del 10%. Estos incrementos han impactado en las ventas en Japón, el principal mercado de Uniqlo. “Nuestros productos tenían en el pasado una política simple de precios –afirmó Yanai-; la subida fue un error y volveremos a los precios simples y claros”.

EN CIFRAS

Fast Retailing, que se ha marcado el objetivo de convertirse en el mayor grupo del mundo de distribución de moda en 2020, ha finalizado los seis primeros meses de su ejercicio fiscal con un caída del 53% en su resultado neto, que se ha situado en 51.434 millones de yenes (464 millones de dólares). La compañía ha vuelto a reducir sus previsiones anuales.

En el primer semestre (periodo finalizado el pasado 29 de febrero), el grupo registró unas ventas de 1,01 billones de yenes (9.141 millones de dólares), lo que representó un incremento del 6,5% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior. El resultado operativo, por su parte, experimentó un retroceso del 33,8%, hasta situarse en 99.341 millones de yenes (826 millones de dólares).

[post-views]
Suscríbete al boletín y recibe el mejor contenido en tu correo.

Benchmark Email
Etiquetas