Internacionales
Martes, 4 de Marzo del 2014

Ventas en Venezuela han caído hasta 70% en zonas de protesta

Los clientes no van a las tiendas porque todos los días hay disturbios.

Las protestas que se han efectuado en las últimas semanas en algunas zonas de Caracas han afectado la actividad comercial de Venezuela, lo cual ha obligado a muchos negocios a reajustar sus horarios, bien sea porque no se puede operar porque no hay paso o por seguridad del local y de los trabajadores.

La reducción del horario se refleja en las ventas, que -según muchos comerciantes- han caído entre 50% y 70% en las últimas semanas.

“Las guarimbas como tal no me afectan, porque siempre las recogen antes de la apertura de la tienda; pero los clientes no vienen porque en la zona todos los días ha habido problemas”, afirmó un empleado de la tienda El Ygian Baby, la cual está ubicada en Chacao. “Este año, las ventas de Carnaval cayeron 60%”, añadió.

En Migas’s Altamira están cerrando a más tardar a las 6:00 pm; lo habitual es a las 11:00 pm. “Estimo que estamos facturando 70% menos de lo habitual”, dijo el subgerente.

La situación se repite en comercios que van desde Chacaíto hasta Horizonte, así como en Las Mercedes y Bello Monte. En casi todos coinciden en que se ven obligados a cerrar antes de las 6:00 pm por los disturbios que se generan durante o después de las marchas o por las guarimbas que instalan los habitantes de esas zonas. Agregan que deben despachar al personal más temprano para que llegue más temprano a sus hogares.

“La actividad comercial ha bajado mucho; abrimos tarde y cerramos temprano. En esta cuadra hay negocios que no trabajan desde el miércoles”, aseveró la dueña de una lavandería que opera en Bello Monte, al lado de una barricada que tiene una semana instalada.

Menos despachos

Algunos dueños de panaderías, restaurantes y supermercados ubicados en las zonas donde hay más conflicto destacan que han tenido problemas con la distribución de mercancía.

“Cada día me llaman varios distribuidores pidiendo disculpas porque no pueden pasar”, declaró el gerente de Supermercado Magdalena, en Chacao, lo cual se traduce en “más desabastecimiento y menos ventas en el local”.

Casi todos los comerciantes aseguran que no han recibido presiones por parte de los manifestantes o de las comunidades para que cierren sus locales.

[post-views]
Suscríbete al boletín y recibe el mejor contenido en tu correo.

Benchmark Email