Internacionales
Miércoles, 23 de Octubre del 2013

Villablanca apunta a capturar el 18% del mercado tras la compra de Dipac

Consolida su retorno al negocio mayorista, luego de adquirir la firme perteneciente a SMU.

El ex dueño de Alvi concretó su retorno al negocio mayorista. Ese día, el empresario Guillermo Villablanca cerró la compra de Dipac a SMU en un precio base de USD$3 millones. Su vuelta al rubro, sin embargo, venía fraguándose hace ya algún tiempo.

“Hace como un año comenzamos a pensar este tema, dado los cambios que estaba experimentando el retail . Vimos que las grandes cadenas que se hicieron de mayoristas habían abandonado mucho el foco del comercio para irse más al consumidor final, entendiendo que son dos negocios distintos, y ahí dijimos: “Acá hay una oportunidad””, asegura el actual gerente general de Dipac y ex gerente de Alvi, Gabriel Molina. El ejecutivo explica que, en primera instancia -hace cerca de cinco meses-, pensaron en partir de cero, hasta que surgió la oportunidad de Dipac, transacción que se concretó rápidamente por el conocimiento que tiene Villablanca del negocio.

En el intertanto, reclutaron para la gerencia comercial al ex Rabié, Harald Rosenqvist; a Manuel Soto -ex Alvi- en el área de Ventas y Operaciones, y a Héctor Campos -que trabajaba con Villablanca- en Administración y Finanzas. “Armamos un equipo pequeño, pero súper sólido en términos de conocimiento del mercado mayorista”, destaca Molina.

Así,  tras haber tomado el control de la firma, el grupo ya ha comenzado a delinear las primeras metas que marcarán su gestión. Actualmente, Dipac -que se enfoca tanto en la venta de mesón como de cobertura (vendedores que van a los lugares)- tiene 25 locales desde Iquique a Castro. En 30 días abrirán siete puntos de venta más que SMU mantenía cerrados. “Hoy la compañía tiene una capacidad instalada y lo que queremos es sacarle provecho a esa capacidad”, explica Molina. Agrega, de hecho, que seguirán con la misma plana de trabajadores. “Tomamos al 100% del personal”, destaca.

Prevén pasar de los actuales USD$70 millones comercializados al año a USD$100 millones en 12 meses. Y alcanzar, en un plazo mayor, una participación de mercado que bordee entre el 15% y el 18% de la industria. “Hoy día creo que estamos en un dígito”, destaca el ejecutivo.

[post-views]
Suscríbete al boletín y recibe el mejor contenido en tu correo.

Benchmark Email