Internacionales
Lunes, 9 de Junio del 2014

Wal-Mart celebró reunión anual de accionistas

La mayor minorista del mundo enfrenta duras críticas por su ética en el extranjero.

El director general de Wal-Mart Doug McMillon indicó durante la reunión anual de accionistas de Wal-Mart Shareholders en Fayetteville – Arkansas, que la tarea de la mayor vendedora minorista del mundo es unir más rápidamente el comercio electrónico con las tiendas físicas para dar un mejor servicio a los consumidores.

En la reunión anual de los accionistas de Wal-Mart Stores Inc. que contó con más de 14.000 asistentes, McMillon charló sobre un servicio que Wal-Mart ofrece en su sitio de internet Asda.com en Gran Bretaña, donde los clientes pueden ordenar productos en línea y recogerlos de camiones en varios puntos en la ciudad.

“Nuestro propósito de ahorrarle a la gente dinero siempre será importante, pero lo haremos de diferentes maneras”, señaló McMillon, un veterano con 23 años de experiencia en Wal-Mart, quien asumió el puesto de director general en febrero. “Necesitamos estar en la punta de la innovación y la tecnología”.

Las declaraciones de McMillon surgen en un momento en que la minorista trata de arreglar la caída en sus ventas y mejorar sus prácticas comerciales en Estados Unidos y el extranjero.

Además, se vio a manifestantes protestando con letreros contra el maltrato animal en la reunión anual de accionistas de Wal-Mart el viernes 6 de junio de 2014.

Wal-Mart está bajo la lupa

Las ventas en las tiendas establecidas de Wal-Mart en Estados Unidos han declinado cinco trimestres consecutivos. El número de clientes también se ha reducido en seis trimestres seguidos en la división, que suma 60% del total de las ventas de la empresa.

Adicionalmente, Wal-Mart enfrenta duras críticas por su ética en el extranjero. La gente ve con desconfianza cómo manejó acusaciones de soborno que surgieron en abril de 2012 en una sucursal mexicana y ha sido presionada para aumentar la vigilancia a las fábricas en el exterior tras la caída de un edificio en Bangladesh que mató a más de 1.100 trabajadores de una fábrica de ropa.

Wal-Mart no estaba usando ninguna de las fábricas en el edificio caído, pero es el segundo mayor comprador de ropa en Bangladesh.

A la vez, Wal-Mart enfrenta críticas por los bajos sueldos de sus trabajadores. El asunto volvió a la luz el viernes cuando la empleada Charmaine Givens-Thomas, presentó la propuesta de un accionista para tener un presidente independiente.

“No está bien que la familia más rica en Estados Unidos le pague a cientos de miles de sus trabajadores sueldos tan bajos que no pueden sobrevivir sin asistencia social”, dijo.

A la junta asistieron unos 14.000 trabajadores de Wal-Mart de diferentes partes del mundo y como es costumbre hubo invitados estelares.

[post-views]
Suscríbete al boletín y recibe el mejor contenido en tu correo.

Benchmark Email