Internacionales
Lunes, 29 de Agosto del 2011

Walmart apuesta por el formato Express

Precio, tamaño, conveniencia, frescos, es la nueva apuesta de Walmart con su formato Express, arrastrada por los hábitos cambiantes de los consumidores y su nueva elección de establecimientos de proximidad, surtido básico y precio ajustado.

El debut de Walmart Express se produjo en mayo en Gentry, Arkansas, para dar el salto a Chicago días después. Quince pequeñas tiendas de conveniencia Express se pondrán en marcha en distintas ciudades antes de final de año, y hasta trescientas se proyectan en zonas nuevas, rurales y de rentas más bajas en Carolina del Norte.

Las nuevas tiendas Walmart Express se alejan del ahora en declive formato Supercenter. Pequeño tamaño en las primeras, no mayor de 1.000 m2 (10.000 m2 de media en los Supercenter) surtido reducido y ubicaciones en grandes urbes y áreas rurales, lo que obligará al retailer a enfrentarse a sus dos mayores retos. El primero, encontrar las localizaciones adecuadas. El segundo, no menor, equilibrar un surtido pequeño, incluidos productos frescos diarios que no dañe la imagen de macrosurtido con atención incluida a los productos saludables y ecológicos. Y el precio bajo, un criterio en el que según algunos analistas, Wal Mart estaba perdiendo posiciones.

El cambio de estrategia se produce después de los resultados de ventas a la baja en su mercado interior. El formato estrella de la compañía, los Supercenters, a medio camino entre el hipermercado y el gran supermercado de discount, pero de enorme superficie comercial y surtido, se encuentra en un punto de saturación y castigado por la reciente y joven competencia de fórmulas de conveniencia y precio bajo en los centros urbanos y también de venta electrónica. De hecho, Walmart perdía visitas entre su base principal de clientes, aquellos con ingresos inferiores a los 70.000 $ anuales que formaban el 68 % de sus compradores.

A la creciente popularidad para la compra de consumo básico de Aldi, Walgreens, Target y Amazon.com se suman ahora los establecimientos de precio bajo y único en barrios urbanos o en las zonas rurales. Que un formato como “Todo por un dólar” represente hoy la fuerza contraria a un gigante de la talla de Walmart hubiera sido impensable en el pasado. Son los efectos de la negativa situación económica mundial y de las economías familiares que han llevado al consumidor a un consumo básico al precio más bajo posible y en el entorno más cercano, dado el alto precio del combustible.

El formato Express se adapta mejor a la demanda actual. Las expectativas de la cadena son elevadas a juzgar por las declaraciones de su presidente y consejero delegado, Mike Duke, la semana pasada en la presentación de resultados del primer semestre de 2011. La compañía ha elevado su previsión de beneficio por acción para todo el ejercicio hasta un rango de entre 4,41 y 4,51 dólares, en comparación con los 4,18 dólares entregados el año pasado. “Esto refleja nuestra confianza en el negocio en la segunda mitad del año” Un optimismo derivado también de la evolución de las ventas en Estados Unidos, que registraron su mejor comportamiento trimestral desde el tercer trimestre de 2010, aunque las ventas comprables en el país descendieron un 0,9% en el segundo trimestre.

El resultado de los seis meses primeros del año mejoran respecto al ejercicio anterior. En el primer semestre de su año fiscal 2011 Wal-Mart ganó 7.288 millones de dólares (5.075 millones de euros) lo que supone un 4,8% más frente a los 6.897 millones de dólares (4.803 millones de euros) de la primera mitad del ejercicio anterior. La facturación alcanzó 213.555 millones de dólares (148.741 millones de euros), un 4,9% más en comparación con los 203.537 millones de dólares (141.734 millones de euros) en el mismo periodo del ejercicio anterior.

El formato Wal Mart Express se une a las nuevas estrategias del grupo ante el retroceso en su primer mercado, el doméstico, con ocho periodos trimestrales continuados de descenso en ventas en Estados Unidos. Dos son las prioridades del líder. La expansión internacional, por la vía de los mercados emergentes, y el comercio electrónico. El objetivo del crecimiento en el exterior fue anunciado por el propio Mike Duke, presidente de la compañía, el pasado verano. Según Duke, el grupo prevé la creación de 500.000 puestos de trabajo en los países en los que opera y en los que están ya en su cartera previsible de futuro que se sumarían a los 2,1 millones de trabajadores que tienen en el mundo. De ellos, 1,4 millones en Estados Unidos. El resto en México, Canadá, Argentina, Brasil, Chile, China, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, India, Japón, Nicaragua y el Reino Unido.

El comercio online es otra de las prioridades del grupo que, en palabras de Eduardo Castro-Wright, director general de Walmart Global eCommerce, potenciarán con mayor fuerza en estos próximos años. En junio pasado firmó un acuerdo de participación minoritaria con Yihaodian, una sociedad de internet creada hace tres años con fuerte crecimiento que vende desde alimentos a electrónica de consumo o textil-moda. Con 2.000 empleados, cuenta con plataformas logísticas en Shanghai, Pékin et Canton. Asimismo, en abril la compañía presentaba Walmart To Go, su supermercado online que comenzaba a funcionar de forma restringida en un área de San José, California después de tres meses completando la herramienta que le permitirá competir en la red también con productos de alimentación y gran consumo.

http://www.distribucionactualidad.com/

 

[post-views]
Suscríbete al boletín y recibe el mejor contenido en tu correo.

Benchmark Email