Internacionales
Viernes, 21 de Junio del 2013

Walmart elimina la idea de parecerse a Amazon

Amazon se ha consagrado como líder en las ventas online.

Luego de ver como Amazon se ha convertido en el líder indiscutible -e indestructible- de las ventas por internet gracias a una red de más de 40 depósitos en EE.UU., algunos de los cuales emplean a robots como asistentes, lo que agiliza los envíos con una eficiencia implacable, Walmart ha concluido que no quiere simplemente clonar el modelo de este retailer online, puesto que también tiene que preocuparse por proveer a sus tiendas.

En cambio, Walmart está creando un nuevo sistema de logística que incluye construir depósitos para los pedidos en línea, pero también utiliza a trabajadores en tiendas para empacar y enviar productos a clientes, debido a que el minorista ha determinado que es más rápido y barato realizar algunas entregas desde sus más de 4 mil locales en el país.

“Estamos empezando a ganar tracción”, dijo el presidente ejecutivo, Mike Duke, durante la reunión anual de la empresa este mes. “Digo empezando porque sabemos que es un área en que aún nos queda mucho camino por recorrer”.

Wal-Mart se está viendo forzada a ingeniar su propia solución ya que aún no ha encontrado la forma de entregar todos sus productos de manera económica a los compradores en línea, indican ejecutivos actuales y antiguos. Se trata de una admisión extraordinaria por parte de la empresa de retail, que se convirtió en el mayor minorista del mundo en parte gracias a la eficiencia de su cadena de suministro.

A pesar de innumerables promesas de convertirse en una potencia en línea desde que ingresó al comercio electrónico hace una década, Wal-Mart ha quedado bastante rezagada detrás de Amazon. El año pasado, Amazon registró ventas en línea de US$61.000 millones, frente al estimado de US$7.700 millones de Wal-Mart, según la publicación comercial Internet Retailer.

Wal-Mart tiene cada vez más en juego. El año pasado, el comercio electrónico dio un salto de 16% en EE.UU. a US$224.300 millones, y ahora representa en torno a 5% de todas las ventas de bienes de consumo. Se prevé que esa cifra se duplique para 2017, según Forrester Research Inc. Las ventas físicas siguen siendo responsables por US$9,50 de cada US$10 gastados, pero registraron un crecimiento interanual de apenas 5%.

Parte del problema, según ex ejecutivos de Wal-Mart, es que la empresa detallista empezó tarde a invertir en la distribución por Internet debido a un choque cultural entre los ingenieros informáticos en la oficina de Walmart.com en California, concentrados en los ingresos, y los expertos en logística en la sede en Arkansas, enfocados en las ganancias.

El comercio electrónico de Wal-Mart es dirigido como un negocio aparte, con su propia sede, presidente ejecutivo y comerciantes que compran productos específicamente para el sitio web. Cada año, los ejecutivos empezaban un “ejercicio de planificación a cinco años, pero los planes nunca se ejecutaban y la dirección señalaba que las ventas no estaban al nivel para justificar la inversión de capital”, explica un ex ejecutivo de la división de Internet. Wal-Mart dijo que prevé US$10.000 millones en ventas en línea este año, equivalente a 2% de sus US$469.000 millones en ingresos anuales.

[post-views]
Suscríbete al boletín y recibe el mejor contenido en tu correo.

Benchmark Email