Internacionales
Viernes, 16 de Noviembre del 2012

Zara: Una marca de éxito

La marca es la insignia del grupo español Inditex, que logra ventas aproximadas de 13,800 millones euros al año.

Inditex y su marca de indumentaria insignia, Zara, es una de las pocas empresas españolas que logró triunfar en medio de la crisis económica más profunda que haya visto España en los últimos tiempos.

No sólo eso, con gran habilidad empresaria, su fundador Amancio Ortega -quien ya no se encuentra al frente de la firma- logró convertirse este año en el tercer hombre más rico del mundo, desplazando nada menos que a Warren Buffet en el ranking de la revista norteamericana Forbes.

La empresa gallega fue pionera en lo que actualmente se conoce como “fast fashion” (moda rápida), una modalidad que consiste en imitar a gran velocidad las tendencias que se ven en las pasarelas del mundo y reeditarlas en versiones más baratas para venderlas en las tiendas.

No obstante, la otra pata del éxito de Zara fue implementar un sistema por el cual cambian las colecciones en los locales semana a semana. De esta forma, los clientes saben que deben comprar los ítems que desean en el momento que los ven, ya que si no lo hacen y vuelven a buscarlos, probablemente ya no los encontrarán.

Zara tiene la capacidad de mantener este esquema a nivel mundial en gran parte gracias a su amplia capacidad de producción. Según los datos relevados recientemente por el New York Times, la empresa fabrica 840 millones de prendas al día, tiene 5.900 tiendas en 85 países, y abre 500 nuevos puntos de venta anuales.

Es así, como logró ventas por 13.800 millones de euros al año. Según el periódico norteamericano, esta cifra supera los resultados de sus competidores a nivel global, como H&M, Topshop o Mango.

Otra de las cualidades destacadas de Inditex reside en la proximidad de las fábricas a la central Arteixo. España, Europa, norte de África, Portugal y Turquía albergan la mitad de la producción. El resto se fabrica en China, Bangladesh, Vietnam y Brasil, entre otros países.

Además, Inditex no se limita al negocio de la moda. Invierte y compra edificios bellos, históricos y bien localizados para instalar sus negocios. Así, Amancio Ortega posee un vasto imperio inmobiliario a lo largo y ancho del mundo.

De cara al futuro, Asia es el principal objetivo de la compañía con China y su creciente consumismo como el principal plan de conquista.

[post-views]
Suscríbete al boletín y recibe el mejor contenido en tu correo.

Benchmark Email