Internacionales
Viernes, 29 de Diciembre del 2017

Apple se disculpa por escándalo de la ralentización de antiguos iPhones

iPhone X

Tras críticas de sus consumidores, la firma tecnológica ha decidido rebajar el precio del cambio de batería.

El gigante tecnológico Apple está pasando por un tenso momento con sus usuarios. Muchos de ellos expresaron su malestar por los cambios que realizó la firma en el software que redujeron el rendimiento de modelos antiguos del iPhone, lo cual acortaba su vida útil.

Luego de lo sucedido, la compañía a través de una carta se disculpó con sus clientes por su manejo del problema y dijo que realizará una serie de cambios para que sus clientes “reconozcan su lealtad y recuperen la confianza de cualquiera que haya dudado de las intenciones de Apple”.

LEE TAMBIÉN: Apple y Amazon planean ingresar al mercado de Arabia Saudita

La compañía anunció la medida para abordar las preocupaciones sobre la calidad y la durabilidad de sus productos en momentos en que cobra 999 dólares por su modelo más nuevo, el iPhone X, publicó la agencia internacional Reuters.



Para solucionar el problema, Apple indicó que reducirá el precio de una batería de reemplazo fuera de garantía de 79 a 29 dólares para un iPhone 6 o posterior, a partir del próximo mes. La firma también actualizará su sistema operativo iOS para que los usuarios puedan comprobar si la batería tiene problemas y está afectando el rendimiento del teléfono. “Sabemos que algunos de ustedes sienten que Apple los defraudó”, dijo Apple en la publicación. “Nos disculpamos”, agregó.

El 20 de diciembre, Apple reconoció que el software del iPhone ralentiza algunos teléfonos con problemas de batería. La compañía dijo que la dificultad es que las baterías antiguas de litio entregan energía de manera desigual, lo que podría causar que los iPhones se apaguen inesperadamente para proteger sus delicados circuitos internos.

LEE TAMBIÉN: Baja expectativa de ventas del iPhone X arruina la navidad de Apple

La revelación avivó un temor entre los consumidores de que Apple ralentiza deliberadamente los iPhone más antiguos para alentar a los clientes a comprar modelos más nuevos. Si bien no ha surgido evidencia creíble de que la empresa lleve a cabo una estrategia de este tipo, la situación agitó a las redes sociales.

Apple negó que haya hecho algo para acortar intencionalmente la vida de un producto. Se han presentado al menos ocho demandas en California, Nueva York e Illinois, alegando que la empresa estafó a los usuarios al desacelerar los dispositivos sin advertirles.


Esta noticia es auspiciada por:

SOLICITA INFORMACIÓN PARA ANUNCIAR EN LA GUÍA DEL RETAIL 2018:

[honeypot aname]


Suscríbete al boletín y recibe el mejor contenido en tu correo.

Benchmark Email
Etiquetas