Internacionales
jueves, 2 de febrero del 2017

La difícil realidad de los consumidores en Venezuela

venezuela kantar

La escasez de productos, los altos índices de inflación y la pérdida de poder adquisitivo determinan una contracción del consumo en Venezuela del 55%.

Venezuela está en un punto de inflexión. La continua crisis económica del país se ve reflejada en la escasez de productos básicos de consumo y la hiperinflación,

Como resultado, los consumidores están comprando la mitad de lo que compraban en 2008 y nuevos canales informales de retail han emergido y prosperado.

Según refiere Kantar Worldpanel, la relevancia que ha tomado el canal informal se denota en el hecho de que hoy en día el 80% de los hogares le compran a este tipo de canal, debido a que la escasez de productos es una constante y esto genera largas filas en los supermercados.

Asimismo, el que muchas empresas globales hayan decidido cerrar su operación en el país sudamericano, aunado al incremento de precio de los bienes importados debido a la devaluación del bolívar, ha llevado a una dramática caída en el número de productos de consumo masivo disponible.

En pocas palabras, mientras el resto del mundo está avanzando en la oferta y distribución de productos, dándole poder al consumidor, Venezuela está retrocediendo.

“Estos cambios han sido muy rápidos y no hay garantía de que los patrones de consumo o el panorama del retail regresen a la normalidad cuando la situación mejore”, refiere Vinicius da Silva, Managing Director de Kantar Worldpanel Andina.

El experto recuerda que la caída del gasto lleva ya siete años seguidos. Empezó en 2009, con un -3%, y alcanzó su punto más crítico entre 2013 y 2015, cuando llegó a -23%.

LEE TAMBIÉN: ¿Cómo es afectada la canasta de alimentos por los problemas económicos que atraviesa Venezuela?

“Las cifras son alarmantes. Los venezolanos antes compraban en promedio 280 veces al año y ahora lo hacen 100 veces menos. Mientras que en 2012 gastaban cerca de 56 bolívares en 2016 el gasto promedio fue de 1.360 bolívares”, indica el ejecutivo quien agrega que la escasez de productos sumada a la alta inflación resulta en menos compras.

Por otro lado, la inflación es la más alta del mundo, incrementando 476% en 2016, con un alza de 1,600% pronosticada para 2017.

Debido a ello, el 70% de los hogares venezolanos considera que la situación del país es peor que el año pasado, siendo 61% el porcentaje de hogares que afirma que su situación personal también empeoró, mientras que el 79% de ellos dice que la crisis los ha afectado directamente.

La relevancia que ha tomado el canal informal ha permitido que las personas que revenden los productos de la canasta básica aumenten hasta 10 veces más el precio real. A ellos se les conoce como bachaqueros. Esta figura entró con fuerza a mediados del 2015, al punto que hoy en día el 80% de los hogares le compran a este tipo de canal.

“El bachaquero se aprovecha de la situación de escasez y hay madres que pagan hasta 8 veces el precio de los pañales con tal de poder acceder a ellos”, indicó.

Para finalizar, Vinicius da Silva dijo que los shoppers venezolanos al contar cada vez con menos dinero para la compra hace que priorice este proceso.

“En Venezuela la gente no compra lo que quiere sino lo que puede”, sentenció.

Escasez en Venezuela 1

Esta noticia es auspiciada por:

banners-revista-retail-abril-526x113-Dpx
Suscríbete al boletín y recibe el mejor contenido en tu correo.

Benchmark Email
Etiquetas