Especialista
lunes, 23 de febrero del 2015

¿El jefe nace o se hace?

Por Fernando Marañon, coach ejecutivo certificado por la Escuela Europea de Coaching y conferencista en España, Perú, Bolivia, Colombia y Ecuador.

Esta es la gran pregunta, es la misma pregunta que se hace a los lideres, personalmente estoy convencido al 100% de que los jefes no nacen jefes. Hay ciertas personas con cierta tendencia a “mandar” bien por genética, por familia, por motivación personal, pero nadie viene a este mundo con el sello de ser jefe estampado en el trasero.

El jefe se hace, día a  día y a lo largo de la carrera profesional, enfrentándose a nuevos retos y cumpliendo objetivos para su empresa ya sea propia o ajena. El gran reto de ser jefe, no está en el conocimiento, no está en lo que uno sabe hacer bien, el verdadero reto para ser un buen jefe está en cómo se gestiona a las personas.

Ahí está la verdadera clave. La mayoría de las situaciones que tiene que afrontar un jefe en su trabajo diario tiene que ver con personas, entendiendo como personas, a sus propios jefes, compañeros, subordinados y clientes. ¿Se nace sabiendo gestionar a personas o se aprende?, evidentemente se aprende, es la faceta más complicada y compleja para cualquier jefe. El problema es que no existen escuelas de “jefes”, ni ninguna asignatura que se llame “Guía practica para ser un buen jefe”, y todos los jefes pues tienen que aprender a su manera , con pocas referencias y a veces simplemente “imitando” a quien es su actual jefe, y esta es a veces una mala escuela. Para ser un buen jefe, lo primero que hay que tener es vocación por ser  jefe, ser jefe es complicado, difícil, estresante y no todo el mundo está preparado, le gusta ó quiere asumir esa responsabilidad, así que la primera pregunta que todos nos debemos hacer –antes de aprender  ser jefes –sería la de: ¿Quiero realmente ser jefe?, este es el principio.

A continuación presento un cuestionario de autoevaluación con 10 preguntas, para saber si tienes madera para ser jefe y unas indicaciones de cómo obtener el resultado:

1. ¿Te cuesta defender tus puntos de vista ante los demás?

2. ¿Con frecuencia aunque tengas razón, prefieres callarte y aceptar los puntos de vista de otras personas?

3. Los comentarios negativos te duelen mucho.

4. ¿Te resulta incomodo  llamar la atención a otras personas cuando están actuando mal?

5. Te cuesta defender tu posicionamiento ante un grupo.

6. ¿Te incomoda  confrontar de manera directa con otras personas?

7. ¿Prefieres evitar situaciones de conflicto?

8. ¿Te sientes incomodo cuando hay que aplicar “sanciones” por conducta inapropiada?

9. ¿Te es difícil trabajar en un ambiente de trabajo “tenso”?

10. ¿Aceptas todos los comentarios de tu jefe sin cuestionarlos, aunque sepas que no tiene razón?

Si la mayoría de las respuestas a este cuestionario es positiva/afirmativa en un número mayor a 7, posiblemente tu estilo de liderazgo no esté actualmente enfocado a ejercer una jefatura, pues tiene un componente excesivamente emocional. Habría que trabajar tu estilo de liderazgo para desarrollar tus capacidades y habilidades directivas.

La buena noticia, es que esto es posible.

Los Jefes NO NACEN, los JEFES se hacen.

* Fernando Marañon desarollará el 09 de Abril en Lima un Taller de Coaching para Mandos Medios de Retail. Para mayor información ingrese aquí.


Suscríbete al boletín y recibe el mejor contenido en tu correo.
[contact-form-7 id="55196" title="¡Suscríbase a nuestro boletín!"]
Etiquetas