Especialista
Tuesday, 8 de September del 2020

Ingresos de Ripley Perú se reducen a la mitad en el segundo trimestre del 2020

sergio-esquivez-peru-retail

Por Sergio Esquives, especialista en temas de finanzas.

Hace poco Ripley Corp. presentó resultados al cierre del segundo trimestre del 2020, los cuales se han visto impactados de manera relevante producto de la pandemia Covid-19 y de las medidas tomadas por los gobiernos de los países donde opera la compañía.

En Perú, una vez que el Gobierno decretó el Estado de Emergencia Nacional, las actividades económicas se redujeron a aquellos bienes y servicios esenciales, lo que obligó a Ripley al cierre de sus tiendas tanto físicas como virtual y de sus centros comerciales, viéndose reducida su actividad al negocio bancario.

¿CUÁLES FUERON LAS CIFRAS?

De acuerdo con el reporte presentado, al cierre del primer trimestre del 2020 los ingresos del negocio retail, que opera las tiendas por departamento Ripley, se contrajeron fuertemente al reducirse en 78% respecto al mismo periodo en el 2019.

Este negocio se vio afectado tanto por el cierre de sus tiendas físicas y la no autorización para realizar venta online a nivel nacional desde de la segunda quincena de marzo. Esto trajo  como consecuencia a su vez el aumento de la mercadería no despachada y un reto logístico para poder cumplir con las entregas una vez autorizado la venta online y el reparto.

Respecto al negocio bancario, si bien éste siguió operando con casi normalidad, enfrenta un escenario en el que los ingresos y la rentabilidad se contraen por el impacto del Covid-19 en la economía de las personas.

La compañía reportó que el nivel de colocaciones brutas al cierre del trimestre se redujo en 1.4%, por una caída de las colocaciones en todos los productos, principalmente en compras, efectivo exprés y super efectivo, mientras que el número de deudores de tarjeta de crédito también disminuyó, reduciéndose en 17% respecto al mismo trimestre en el 2019.

Asimismo, reportó un aumento de la morosidad de los clientes que llevó a un aumento de las provisiones de riesgo, pasando de un 8% respecto a las colocaciones del primer trimestre del año a un 11.6% en este último trimestre.

En cuanto al negocio inmobiliario, que opera los centros comerciales Mall Aventura, los resultados se vieron afectados por el cierre de las operaciones de los locatarios, ya que sólo se autorizó a operar a aquellos relacionados al comercio esencial.

De esta manera las ventas de los locatarios se contrajeron en 78% y los ingresos en este negocio para la compañía se redujo en 42%, respecto al año anterior.

Como se puede observar, Ripley se ha visto bastante afectado por la pandemia y las medidas tomadas por el Gobierno para controlar la emergencia sanitaria, como consecuencia de su enfoque en el negocio de tiendas por departamento.

Con el reinicio de actividades no esenciales a partir del 22 de junio, se espera que la situación se vaya revirtiendo poco a poco y el tercer trimestre muestre mejores números.

A la presentación del reporte, la compañía señala que la mayoría de sus tiendas y locatarios ya vienen operando con normalidad, aunque aún están restringidos por el cierre de los domingos y las limitaciones de la demanda.

ripley retail 2T2020
Suscríbete al boletín y recibe el mejor contenido en tu correo.

Benchmark Email
Etiquetas