Estudio
jueves, 10 de junio del 2021

Las bebidas alcohólicas y las de consumo fuera del hogar fueron golpeadas el 2020

consumo-alcohol-ee.uu.-pandemia

El consumo por impulso ha disminuido y hoy la bodega se comporta como un abastecimiento medio, ya que ahora la misión de compra es distinta. 

La crisis sanitaria ha impactado fuertemente en el desempeño de la economía. En este contexto, el 2020 fue un año bastante complejo para las empresas y los retailers, que, debido a la cuarentena y restricciones impuestas para frenar la propagación del virus, tuvieron que cerrar sus tiendas físicas y afrontar grandes bajas en sus ingresos.

Yacole Condor, Revenue Leder Perú para NielsenIQ, en entrevista a Perú Retail expresó que es importante entender los factores del macroentorno, los cuales van a afectar el comportamiento de la economía.

Condor mencionó dos puntos claros, el primero es la emergencia sanitaria que hemos vivido desde marzo del 2020 y, por otro lado, están las elecciones presidenciales, las que suelen causar que la canasta familiar se contraiga y se ajuste en estas fechas por la constante incertidumbre política que existe en el país.

Seguidamente, sostuvo la necesidad de tener 2 puntos en cuenta:

  1. Seguir con los protocolos de bioseguridad para evitar un nuevo confinamiento (ya que esto golpea duramente la economía local).
  2. Tener unas elecciones presidenciales que transmitan seguridad a las inversiones extranjeras.

Siguiendo esto, podríamos volver a mover la balanza comercial, porque se generaría más trabajo y con eso se potenciaría el consumo. El ejecutivo menciona que en los últimos 5 años el Perú ha tenido 3 presidentes, lo que ha generado desconfianza en el sector privado.

COMPORTAMIENTO DE CATEGORÍAS

Entre los meses de marzo y junio se pudo ver cómo el canal tradicional fue duramente golpeado por el confinamiento. A partir de julio, cuando se levantó la cuarentena estricta, se pudo ver cómo se inició una recuperación progresivamente, pero sin dudas el impacto de la cuarentena afectó bastante las ventas.

“Enfocándonos en el consumo masivo, el año 2020 fue un año difícil para muchas categorías. Principalmente para las categorías de bebidas alcohólicas y aquellas que tenían un consumo fuera del hogar, no obstante, vimos otras desarrollarse como comida congelada, harinas preparadas, postres preparados, etc”, indicó Yacole Condor.

Para el caso del canasto de cuidado personal, mencionó que se verá un desempeño mixto y agregó que, mientras categorías como gel antibacterial y jabones de tocador se han desarrollado, el cuidado del cabello y desodorantes se han contraído. Esto, probablemente, debido a un cambio en los hábitos de los usuarios.

Al preguntarle sobre cómo se desarrollaría este 2021 en términos de ventas, indicó que lo más importante es cómo se maneje el tema de las elecciones presidenciales y la coherencia para los próximos meses en el cuidado de la salud (proceso de vacunación y medidas sanitarias).

“Algo que seguiremos viendo en el 2021, enfocándonos en el consumo masivo, será el desarrollo de la omnicanalidad. Esto refiere a poder acceder a los consumidores por varias aristas, entre ellas la venta online. No obstante, esta tendencia mundial se verá limitada a la capital y las principales ciudades del Perú, ya que a pesar de tener una penetración bastante decente de telefonía móvil/plan de datos, aún no se cuenta con la infraestructura para poder abastecer ciudades poco comunicadas (rutas de comercio)”, sostuvo el ejecutivo de NielsenIQ.

Sobre el comercio minorista, hizo hincapié en que el consumo “por impulso” ha disminuido y la bodega toma un rol nuevo.

La bodega hoy se comporta como un abastecimiento medio, ya que ahora la misión de compra es distinta.

Por otro lado, los supermercados toman un rol de compra planeada y también de fuentes de ventas para categorías que antes no estaban tan potencializadas como electrodomésticos (debido al cierre de malls).

En este escenario, los retailers deben tomar en consideración lo siguiente:

  1. Ser flexibles: Entender que el consumidor ha cambiado y sus necesidades también. No tener miedo a la innovación de empaques más grandes o categorías que antes no eran tan demandadas.
  2. Omnicanalidad: Hoy por hoy contamos con muchos medios de comercialización; desde una llamada telefónica hasta un mensaje de whatsapp. Todo esto puede potenciar a las tiendas, fidelizar clientes que estén en el entorno de un punto de venta y hacer de la omnicanalidad un valor agregado.

Respecto al papel del Gobierno frente al manejo de la pandemia, Yacole Condor mencionó que la evidente falta de planificación en el sector salud que tiene el Perú, ha afectado la economía.

“Podemos ver otros países cómo avanzan a una mayor velocidad con las compras y campañas de vacunación”, finalizó.

consumo masivo compras fuente Getty Images
Suscríbete al boletín y recibe el mejor contenido en tu correo.
[contact-form-7 id="55196" title="¡Suscríbase a nuestro boletín!"]
Etiquetas