Estudio
lunes, 18 de agosto del 2014

Colombia se convierte en la economía de mayor expansión en la región

Las asociaciones público-privadas planean invertir hasta US$ 25,000 millones para el 2018.

Colombia ha superado al Perú para convertirse en el país de mayor crecimiento entre las economías más grandes de América Latina. Ambos países son exportadores de materias primas. Ambos son miembros del bloque de libre comercio llamado Alianza del Pacífico.


Entonces ¿por qué a Colombia le está yendo mejor que al Perú?

La respuesta comienza con lo que Victor Bulmer-Thomas, historiador británico de economía de América Latina, ha llamado “la lotería de los commodities”.

Las principales exportaciones de Colombia son el petróleo y el carbón, cuyos precios se han mantenido en los últimos años; mientras que la mitad de las exportaciones peruanas dependen del cobre y el oro, cuyos precios se han reducido.

Por lo tanto, el valor de las exportaciones peruanas cayó en 9% el año pasado, mientras que el de Colombia se redujo ligeramente. Al momento de explicar el crecimiento de Colombia, Cárdenas también apunta a una serie de reformas. Era de esperarse, pues impulsada por un auge de la inversión, la economía de este país creció 6.4 por ciento.

El año pasado el Gobierno dispuso tasas hipotecarias más bajas y una subvención pública. Una ley del 2012 redujo los onerosos impuestos sobre la nómina (mientras que aumentó los impuestos para los más ricos).

Las asociaciones público-privadas planean invertir hasta US$ 25,000 millones para el 2018. Por el contrario, el Perú está sufriendo lo que Castilla llama un año “complicado”.

En primer lugar, el sol se depreció alrededor de un 9% en el 2013. Otros contratiempos han incluido contracciones relacionadas con el clima en la pesca y la agricultura, un estancamiento en la inversión de los gobiernos regionales a causa de los escándalos de corrupción e inesperados problemas técnicos en dos grandes minas de cobre.

En respuesta, el Gobierno está paleando dinero para la economía. Bonificaciones adicionales y aumentos salariales para empleados estatales, así como préstamos adicionales para pequeñas empresas  equivalen a más del 1% del PBI. Castilla reitera que la economía se recuperará en el cuarto trimestre y volverá a crecer un 6% en el 2015 y el 2016.


Esta es una grata excepción a una tendencia regional: América Latina en conjunto crecería menos de 2% este año, la peor cifra desde el 2009.

El fin del auge de los commodities que sustentó a la región por más de una década, el desvanecimiento de la era del dinero barato en tanto los países ricos se preparan a subir las tasas de interés y una serie de factores locales han pasado su factura.

La caída ha sido especialmente abrupta en Perú, donde la economía está sufriendo lo que Luis Miguel Castilla, el ministro de Economía, llama un “traspié”.

Incluso si se recupera en el cuarto trimestre, como espera Castilla, una proyección de crecimiento de más del 4% este año parece demasiado optimista. Para un país que ha tenido un crecimiento al estilo asiático, con un promedio de 6.4% anual entre el 2003-13, la desaceleración es una sorpresa desagradable.

La mayoría de analistas predicen que el Perú pronto recuperará su ventaja sobre Colombia. Pero eso no es seguro. Francisco Rodríguez, economista de Bank of America, sostiene que la potencial tasa de crecimiento del Perú va a ser menos del 5% y puede caer aún más. Solo “si no hacemos nada”, responde Castilla.

Las loterías dan oportunidades a los países. El desarrollo proviene de su utilización para crear economías más productivas. En ese sentido, Colombia ahora tiene una ventaja sobre Perú; pero ambos están en mejores condiciones que muchos de sus vecinos sudamericanos.

Suscríbete al boletín y recibe el mejor contenido en tu correo.
[contact-form-7 id="55196" title="¡Suscríbase a nuestro boletín!"]