Estudio
lunes, 10 de agosto del 2015

¿Cómo convertir clics en ventas en las redes sociales?

Boton-de-comprar-Instagram

El futuro de la moda se encuentra en ir más allá de los hashtags de tendencias para crear un lucrativo canal de ventas en las redes sociales.

Las redes sociales juegan un rol fundamental en todas las industrias de bienes de consumo, pero pueden ser consideradas aún más relevantes en el mundo de la moda.

A medida que la base global de redes sociales supera los 2 mil millones de usuarios y el retailing por internet se espera que siga creciendo a una tasa de crecimiento anual compuesta de 14% a nivel global entre 2014-2019 (en valor a precios constantes 2014), las marcas están ansiosas de expandirse más allá de los hashtags de tendencias para crear un lucrativo canal de ventas.

“Los países en desarrollo han estado haciendo grandes avances en s-commerce (comercio social), mientras que las economías avanzadas han estado luchando por capitalizar las oportunidades que ofrecen las redes sociales”, refiere Bernadette Kissane, analista de vestuario y calzado en Euromonitor International.

De acuerdo con los datos de la última encuesta internacional de Euromonitor, en China e India, el 43% de los consumidores hace compras a través de las redes sociales, mientras que solo el 11% y 15% de consumidores usan el s-commerce en los Estados Unidos y el Reino Unido, respectivamente.

“El crecimiento en los mercados emergentes ha sido impulsado por los gigantes del e-commerce Alibaba y TaoBao. Estos participantes globales han monopolizado el ciclo del s-commerce, controlando el mercado en línea, las plataformas en redes sociales y los canales de marketing”, sostuvo Kissane.

retail_mobile_commerce_sales_in_the_US

‘Botones de compra’ y aplicaciones

Facebook y Twitter, las dos redes sociales más grandes, han intentado introducir “botones de compra” y fallaron ya que los clientes se resistieron a la idea de usar una plataforma que tiene por objetivo socializar como un lugar para comprar.

Retailers como Nordstrom y Gap establecieron Facebook Stores en 2011, que fueron luego cerradas en el lapso de un año; aunque Facebook es importante para manejar el tráfico hacia la página web de una marca, no se ha probado que se trate de un canal de ventas ideal.

La última red social en anunciar planes para introducir una funcionalidad tipo “botón de compra” fue Pinterest, que permita a los usuarios ser redirigidos a páginas web externas donde podrán comprar el artículo que desean.

“Dado que el concepto de Pinterest gira alrededor de “pinning” imágenes de adornos y objetos que los usuarios admiran, el “botón de compra” parece un ajuste natural. Además, ya existe una demanda para tales funcionalidades, con aplicaciones tales como Wanelo, Inc, The Hunt y Dash Hudson que informan a los usuarios de Pinterest e Instagram dónde pueden comprar artículos que desean”, dijo la analista de vestuario y calzado de Euromonitor.

Además, añadió que las páginas de las redes sociales centradas en aspectos visuales tienen una clara ventaja sobre aquellas creadas con el objetivo de compartir información.

“También vale la pena mencionar los diferentes factores demográficos y concepto de cada plataforma; los consumidores no están dispuestos a utilizar Twitter y Pinterest de la misma forma. A medida que el s-commerce empieza a ganar popularidad, siguen surgiendo redes sociales diseñadas con el objetivo de servir como plataforma de compras.”

Por ejemplo, Grabble, conocido también como el Tinder para la moda, permite a los clientes crear su propio contenido para comprar artículos de moda “tomando” artículos de vestuario desde la página web de cualquier marca; las marcas más populares parecen ser Topshop, Urban Outfitters y Zara para nombrar algunos.

Mientras tanto, Shopa se enfoca en marcas londinenses independientes recompensando a los clientes con descuentos si uno de sus “contactos” compra un artículo que éste le haya recomendado.

compra moda ecommerce

S- & M-Commerce: ¿un modelo híbrido para el futuro?

La era digital está cambiando la forma en que los consumidores compran y la creciente adopción de los smartphones está llevando a un sólido crecimiento en el retailing por internet en móviles y uso de las redes sociales, con plataformas amigables para el usuario como Instagram y Vine experimentando un rápido crecimiento.

En los Estados Unidos, el retailing por internet en móviles creció de US$ 14 mil millones en 2011 a US$ 43 mil millones en 2014, lo que ilustra la creciente popularidad de este canal de ventas.

“Los límites entre el m-commerce y s-commerce empiezan a diluirse a medida que una nueva generación de compradores, nacidos en la era digital, ingresan al mercado y evoluciona el papel de los smartphones en las vidas de los consumidores, creando una nueva forma de retail al que las marcas deben adaptarse”, señaló Kissane.

Aunque un panorama digital saturado en los mercados emergentes está causando que el crecimiento se estanque en la expansión de las redes sociales, aún queda una amplia cantidad de potencial no alcanzado en el s-commerce.

En tanto, los consumidores expertos en tecnología que buscan conveniencia en los mercados emergentes continuarán impulsando el crecimiento en esta área, impulsando el uso de redes sociales e influyendo en las tendencias globales en redes sociales.

mcommerce_mobile

CONVEX 2015

La Convención & Exposición Retail “CONVEX 2015” que se realizará el 16 y 17 de septiembre en el Hotel Atton de San Isidro (Lima-Perú) tendrá como uno de sus principales ponentes a Tomás Leal, Research Analyst para América Latina en Euromonitor International, quien disertará sobre el tema “El futuro del canal tradicional, ¿perderá la batalla frente al canal moderno?”

Esta noticia es auspiciada por:
convex-banner-grande2

Suscríbete al boletín y recibe el mejor contenido en tu correo.
[contact-form-7 id="55196" title="¡Suscríbase a nuestro boletín!"]
Etiquetas