Estudio
lunes, 27 de abril del 2015

5 formas de mejorar la experiencia de compra

compras_image_drada2

Para lograr que los clientes compren, los minoristas necesitan conocer a sus consumidores y crear una experiencia de compra única e irresistible.

En un análisis basado en la ubicación, los minoristas tienen una visibilidad completa de hacia dónde van sus clientes, cuánto tiempo se quedan y si regresan o no. Este conocimiento profundo de los consumidores les da a los minoristas la oportunidad de entender mejor a sus clientes y de impulsar el tráfico, la conversión y el ticket promedio.

Además, el análisis de ubicación ayuda a los establecimientos minoristas a mejorar las operaciones de su tienda, así como las actividades de mercadotecnia y comercialización con el fin de generar más ingresos y una mayor conciencia en la mente del consumidor. En este análisis realizado por realizado por ShopperTrak Latinoamérica, la compañía le ofrece 5 pasos a seguir para lograr un perfecto análisis de ubicación:

1. Determine si está capturando una parte justa del tráfico de paso y ajuste su mercadotecnia para incrementar su tasa de atracción.

La ubicación de la tienda, la señalización y los escaparates pueden tener un impacto significativo en el tráfico de su establecimiento. Con el análisis basado en la ubicación, los minoristas pueden determinar cuántas personas caminan frente a sus tiendas y que anuncios y escaparates atraen visitantes con más efectividad. Armados con esta información, los comerciantes y los diseñadores de escaparates pueden medir los resultados de su trabajo y hacer ajustes para maximizar el tráfico.

“El 70% de las experiencias de compra se basan en como el cliente siente que está siendo tratado”.

2. Identifique dónde y cuándo se produce el abandono y reduzca el número de personas que se van sin comprar.

Una vez en la tienda, los compradores necesitan esencialmente que los comerciantes los involucren de tal forma que las compras y, en definitiva, el gasto sean más deseables. Sin embargo, con mucha frecuencia el comprador puede tomar la decisión repentina de salir después de que hayan pasado solo unos segundos.

Mediante los análisis basados en la ubicación para medir el abandono, un minorista puede determinar si éste es un problema que les concierne. Cuando se considere necesario, la gerencia de la tienda puede profundizar en los datos para comprender qué es lo que está causando el abandono — largas filas de espera, ausencia de vendedores, o mercancía insuficiente.

3. Anime a sus asociados de ventas a involucrar a sus clientes en lugares que son clave.

La asignación de personal y el servicio al cliente son componentes clave de una experiencia de compra superior. El análisis de ubicación puede proporcionar conocimiento de la rapidez con que los asociados de ventas saludan a sus visitantes y del porcentaje de clientes con el cual se involucran activamente.

Los visitantes que reciben un mejor servicio al cliente son frecuentemente los más dispuestos a comprar. Por lo tanto, medir y modificar el comportamiento del asociado puede ayudara impulsar las tasas de conversión y el ingreso de la tienda

“El futuro del comercio al por menor pertenecerá a los minoristas que puedan satisfacer al cliente, dondequiera que él o ella decidan comprar”.

4. Comprenda el comportamiento del consumidor a un nivel de zona o un sector específico para mejorar el desempeño del departamento.

El rendimiento de un departamento puede variar ampliamente – incluso dentro de una misma tienda. Con el fin de medir el rendimiento, los minoristas deben conocer los indicadores de rendimiento claves a un nivel de zona. Esto incluye conocer el tráfico departamental, la tasa de conversión, el tiempo de abandono y la lealtad. Una vez armados con esta información, los minoristas pueden establecer objetivos por área apropiados para orientar los comportamientos adecuados en cada departamento en particular.

“Debido a que una única experiencia negativa tiene de cuatro a cinco veces mayor impacto que una experiencia positiva, las empresas deberían enfocarse en reducir las experiencias negativas de los clientes, especialmente en esas áreas con que los clientes tienen contacto con mayor frecuencia dentro de la organización”.

5. Optimice sus procesos de caja y empaque para garantizar que su fila de espera no le está costando clientes.

Pocas cosas frustran más a un comerciante que un cliente que quiere realizar una compra pero sale con las manos vacías debido a una fila ineficiente. Con el análisis de interiores, los minoristas pueden obtener una perspectiva del tiempo que toma cobrar a los clientes y de la manera de optimizar los niveles de personal para reducir tiempos de espera. Mediante la administración del tiempo de filas de espera, los minoristas pueden reducir el abandono e incrementar la conversión.

La tecnología de vanguardia de hoy puede ayudar a los comerciantes minoristas a comprender mejor que nunca a sus clientes. Una vez que los minoristas tienen esta información, pueden tomar acciones para mejorar la experiencia de compra y aumentar los ingresos.

Esta noticia es auspiciada por:
Suscríbete al boletín y recibe el mejor contenido en tu correo.
[contact-form-7 id="55196" title="¡Suscríbase a nuestro boletín!"]
Etiquetas