Estudio
Thursday, 15 de April del 2021

La antropología de las apuestas

apuestas 2

Al existir tanta competencia entre los operadores la publicidad relacionada con las apuestas ha aumentado significativamente.

Apostar (con la intención de ganar dinero, un servicio, un producto o cualquier otro activo) está íntimamente ligado con el hecho psicológico de querer demostrar ser el mejor en algo y obtener una recompensa a cambio.

De hecho, ¿quién no ha caído alguna vez en el tópico ‘Te apuesto X a que X’?

Pero con el tiempo el hecho de apostar ha ido evolucionando hasta una forma de ocio que comenzó a popularizarse con los juegos de cartas (como por ejemplo el poker o el blackjack) en lugares físicos (ya sea en los clásicos salones del viejo oeste americano o en los modernos casino actuales) y que ha dado paso a toda una industria online que ofrece cientos de máquinas tragamonedas, juegos de mesa y hasta juegos con crupier en vivo.

¿POR QUÉ NOS GUSTAN LAS APUESTAS?

Todo indica que las apuestas tal y como las conocemos actualmente provienen principalmente del Viejo Continente ya que en principio no se trata de un fenómeno universal; de hecho, no hay pruebas concluyentes de que en las diferentes culturas indígenas repartidas por todo el mundo se tuviera ese afán por apostar.

Pero con el tiempo, como indican desde https://www.casinosperu.pe, los juegos de azar se han ido popularizando en todos los continentes especialmente por dos factores clave en las sociedades:

  • Las desigualdades sociales: las apuestas ofrecen una oportunidad real de ganar una cantidad de dinero que permita cambiar la vida a una persona. Por ejemplo, invertir una pequeña cantidad de dinero en un Sorteo Especial de la Lotería Nacional permite que los ganadores tengan de la noche a la mañana una gran suma de dinero. Es decir, para las personas con menos recursos las apuestas se presentan como una gran oportunidad para cambiar su estatus social.
  • La competitividad: este factor se ha puesto especialmente de manifiesto durante la última década tras la ‘explosión’ de las casas de apuestas y casinos online. El objetivo principal de la mayoría de los jugadores posiblemente sea ganar dinero, pero para muchos de ellos las apuestas también son un reto que les desafía a poner a prueba sus conocimientos (como en el caso de las apuestas deportivas) o sus habilidades (como en el caso de los juegos de casino).

EL PROBLEMA DE LA ADICCIÓN Y LA LUDOPATÍA

Las apuestas se han convertido en una forma de ocio que se ha normalizado en un breve periodo de tiempo.

Si hace apenas unos años el número de jugadores que acudía hasta los casinos físicos era relativamente bajo, en la actualidad millones de personas se conectan todos los días desde sus computadoras, tablets o celulares para hacer sus pronósticos deportivos o poner a prueba su suerte en los juegos de casino ya que existen decenas de plataformas online que ofrecen servicios de este tipo y están únicamente a un clic de distancia.

Al existir tanta competencia entre los operadores la publicidad relacionada con las apuestas ha aumentado significativamente. Lo que ha hecho que un mayor número de personas se interesen por esta forma de ocio y muchas de ellas no puedan gestionarlo como un entretenimiento y acaban en problemas relacionados con la adicción y la ludopatía.

Para evitar esta situación que puede tener consecuencias personales y familiares muy graves, los expertos recomiendan:

-Establecer siempre un presupuesto que no se debe sobrepasar aunque el jugador ‘sienta que está en racha’.

-Definir un tiempo de juego que no debería superarse bajo ninguna circunstancia.

-Combinar apuestas gratis (como por ejemplo las que ofrecen las versiones Demo en algunos sitios de casino) con apuestas reales.

-Acudir a una asociación acreditada que ayude al usuario a superar su adicción si el jugador siente que ya no tiene la situación bajo control.

apuestas
 

Suscríbete al boletín y recibe el mejor contenido en tu correo.
[contact-form-7 id="55196" title="¡Suscríbase a nuestro boletín!"]
Etiquetas