Estudio
Monday, 18 de May del 2015

Riesgos financieros en el mercado peruano

El 76% de la deuda total de corporaciones peruanas analizadas por Moody’s está en dólares, pero generan ingresos en moneda local.

La subida en el precio del dólar a nivel internacional no le ha convenido a las empresas peruanas que han asumido deuda en esta moneda, pues ahora esta les cuesta más en un escenario en el que la desaceleración de la economía ha impactado también en sus ventas.

Un reporte reciente de Moody’s señala que 11 de 16 grandes corporaciones peruanas analizadas tendrían falta de liquidez para afrontar deudas de corto plazo y que la mayoría de compañías no ha asumido a tiempo derivados para cubrirse en caso ocurriera una fuerte variación en el tipo de cambio.

Entre las corporaciones que no son financieras, las que están en el sector de consumo y retail serían las más expuestas a problemas.

“Yo creo que muchas empresas se han ido preparando, en algunos casos quizá tardíamente, para este nuevo contexto de fortaleza del dólar”, señala Víctor Albuquerque, jefe de análisis sectorial de Apoyo Consultoría.

El economista sugiere que por sus procesos de inversión algunas compañías pueden estar más expuestas, en el ‘retail’ y el consumo masivo habría un nivel de impacto diferente, dependiendo del riesgo que han asumido las compañías.

Intercorp

Intercorp tan agresivo en compras y lanzamientos, durante un buen período ha detenido ese vértigo de sumar nuevos negocios en el último año.

Analistas consultados por Día_1 coinciden en que InRetail, su brazo comercial, podría tener dolores de cabeza más agudos porque el 80% de su deuda de S/.2.500 millones está en dólares.

Además por la variación del tipo de cambio en el 2014 tuvo ya pérdidas por S/.114 millones. Sin embargo, para Moody’s, InRetail ha mejorado su perfil de deuda al realizar a fines de año emisiones para pagar bonos en circulación y añade que tiene a favor una política de dividendos conservadora, que asegura la reinversión de ingresos para el desarrollo de nuevos espacios comerciales.

¿Qué pasa con Aje, Alicorp y Gloria?

Moody’s analiza que tanto Alicorp como Gloria, por ejemplo, tendrán un estrecho margen de liquidez en el corto plazo.

En el caso de AJE, las pérdidas cambiarias se tienen que asumir antes que subir los precios de los productos en los mercados extranjeros en los que se encuentra, porque su competencia local nunca haría eso.

“Asumes la diferencia o aseguras la moneda, algo en lo que ya estamos trabajando”, afirma Albuquerque, quien agrega que ahora se debe gestionar el crecimiento logrado hasta la fecha por AJE y que no necesitará nuevas inversiones, porque la idea es aprovechar al máximo la capacidad instalada, incluso para llegar a nuevos mercados.

Sobre la necesidad de mejoras internas en la plana gerencial, dice que AJE está incorporando gente experta en generar nuevos productos y mejorar su modelo de llegada al mercado.

“Digamos que son más innovadores. En varios países nos ha faltado el conocimiento para reaccionar y ahora lo estamos incorporando”, admite.

El nuevo CEO de AJE, el español Juan Lizariturry, defiende que la empresa haya tomado deudas por US$250 millones para expandirse hacia África y comenzar plantas en Egipto y Nigeria.

Por otra parte, parece ser que diez años continuos de bonanza también han producido gerentes que solo conocen un escenario y que no han manejado negocios en épocas difíciles.

Es un perfil distinto al de los viejos jefes que dominaban su espacio y tenían amplitud de maniobra para salir de un mal paso.

Será por eso también que grupos como Gloria, cuyos fundadores se mantienen a la cabeza y tienen una imagen de ser más cautos en sus decisiones, conservan ante los ojos de los analistas una confianza favorable del mercado.

A pesar de las pérdidas y el cierre de su empresa Ecolat en Uruguay, se confía en sus negocios de lácteos y cementos. Una fuente cercana al trabajo de los hermanos Jorge y Vito Rodríguez resalta su visión para sostener decisiones a largo plazo.

Sin embargo, si una de las fortalezas de Gloria es la integración vertical de sus negocios, pesa sobre los Rodríguez un afán controlador, que en general se mantiene como una herencia de la pequeña empresa, aun cuando las empresas logran alcanzar un tamaño mayor.

Es probable, además, que este control sea una necesidad entre los ejecutivos peruanos quienes se sienten más seguros si tienen detrás a un viejo líder, quien continúa asumiendo las grandes responsabilidades.

Por ahora, la mayor parte de la deuda de las corporaciones peruanas, según Moody’s, tiene un horizonte de vencimiento que va hasta el 2019 y las empresas del sector ‘retail’ y consumo están buscando refinanciar y reducir su exposición en moneda extranjera.

riesgo empresas peruanas peru retail - Riesgos financieros en el mercado peruano

Esta noticia es auspiciada por:

6 convex 891x160 - Riesgos financieros en el mercado peruano

Suscríbete al boletín y recibe el mejor contenido en tu correo.

Benchmark Email
Etiquetas