Estudio
martes, 2 de febrero del 2016

Venta de electrodomésticos baja 10% en el mercado argentino

electrodomesticos--64

A pesar de ello, las cadenas de electrodomésticos lograron amortiguar la caída con medidas “antidevaluación”.

Si algo no se puede decir es que la devaluación que puso en marcha el gobierno argentino actual el pasado 17 de diciembre haya tomado a alguien por sorpresa.

En este punto coinciden tanto economistas como analistas en consumo: se trató de una de las subas del precio del dólar “más anunciadas de la historia”.

Sin embargo, esto no implica que un dólar cercano a los $14 no haya tenido un impacto real en las ventas. De hecho, desde las principales cadenas de retail ya admiten que se produjo una merma en el primer mes del año.

Tal vez, precisamente, porque era una medida que se veía venir, los consumidores habían adelantado decisiones de compras en artículos cuyo precio tiene un alto componente dolarizado. En consecuencia, ahora se nota el bajón en los locales de venta.

“Estamos viendo un enero con una caída del 10% en unidades en términos interanuales”, dice a iProfesional Alejandro Taszma, Director Comercial de Frávega.

Asimismo, asociaciones empresarias y jugadores líderes del mercado anticipan que, tras la devaluación, se produjo un bajón de la actividad en enero. Sin embargo, advierten que la baja fue inferior a la que se produjo dos años atrás con la suba del dólar en la era “Kicillof”.

En la misma línea, desde la Cámara de Línea Blanca reconocen que la devaluación afectó el negocio, ya que hizo que se disparase el precio de sus productos: “El efecto del valor del dólar en la materia prima es fuerte, porque el 50% de los insumos que utilizamos son importados”.

Desde la asociación cuentan que una parte de ese incremento fue absorbido por los comerciantes. “Pero también hubo que trasladar esos aumentos a los precios de los productos”, aclaran.

Las cámaras que nuclean a los empresarios también detectan una baja en la demanda de los productos atados al dólar. Así lo expresa Vicente Lourenzo, secretario de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), quien apunta que “el arranque del año fue difícil para el negocio de electrónica y electrodomésticos y se registró un desplome”.

EFECTO ANTICIPACIÓN

A pesar de los números negativos, en las cadenas comerciales están convencidos de que la situación habría sido peor si no fuera por las medidas preventivas tomadas en los últimos meses del año pasado.

En particular, por los aumentos de manera anticipada. “Hubo una suba de precios del 10% en el mes de noviembre y en enero, otra del 7%”, detallan desde la Cámara de Línea Blanca.

Es que los empresarios estuvieron a la expectativa de los resultados del balotaje para tomar determinar posibles modificaciones en los precios de los artículos.

“Después del 22 de noviembre, se dispararon los valores de la mercadería”, indica Lourenzo.

En el caso de los consumidores, muchos eligieron adelantar la compra de productos de electro y se equiparon a tiempo previendo la devaluación. “Una gran cantidad de gente se anticipó y en diciembre tuvimos una avalacha de pedidos”, cuentan desde la Cámara de Línea Blanca.

En la misma línea, Taszma desde Frávega hace referencia a una “compra especulativa” por parte de los argentinos que “tuvo su pico entre los meses de octubre y diciembre de 2015”.

Una prueba de esto es que, en los últimos meses del año pasado, el rubro Electro se convirtió en la gran estrella del consumo de los argentinos, tal como se desprende de los informes de ventas minoristas realizados por CAME.

Allí se indica, por ejemplo, que en noviembre “lo mejor del mes, fue ‘Electrodomésticos y Productos Electrónicos’, que tuvieron un aumento anual de 4,5% en las cantidades vendidas” y se señala a continuación que “fue el rubro con mayor tasa de aumento”.

variacion precios argentina

LEE TAMBIÉN: Compumundo fortalece su presencia en Argentina

UNA CAÍDA “SOFT”

A la hora de evaluar el impacto de la suba del dólar en las ventas, los retailers hacen una salvedad: la caída en las compras fue más leve que en la devaluación anterior.

Cabe recordar que en enero de 2014, cuando el peso había sufrido una depreciación cercana al 19%, la suba de la divisa estadounidense afectó fuertemente al negocio de venta de electrodomésticos. Inclusive, durante toda una jornada varios artículos estuvieron “sin precio” hasta que se les asignó un nuevo valor.

Según datos de la CAME, en febrero de ese año la compra de electro presentó una caída del 11,7% en términos interanuales y en el mes de marzo la baja fue aún más marcada, y llegó a superar el 16%.

Si bien aún restan unos días para que se den a conocer los resultados oficiales de las ventas en el sector durante el primer mes del corriente año, desde las cadenas ya estiman que la caída rondará un 10%.

“Esta vez el golpe de la suba del dólar fue menos duro que dos años atrás porque tuvimos tiempo para protegernos. Con la devaluación anterior, la pérdida en términos de ventas fue mucho mayor”, puntualizan en diálogo con el medio argentino iProfesional desde la Cámara de Línea Blanca.

Casa-de-electrodomésticos

OTROS FACTORES

A la devaluación que llevó a cabo el Gobierno de Mauricio Macri se suma otros factores que dieron como resultado un enero más que “flojo” para los retailers del rubro electrodomésticos.

En primer lugar, “la gente apostó a las vacaciones y tuvo que destinar más dinero a los supermercados, producto de los incrementos de precio en las góndolas”, dice Lourenzo.

Por otro lado, Taszma pone el foco en otro de los aspectos que explica la caída de las ventas es una actitud más racional por parte de los consumidores: “Hoy las personas evalúan más antes de tomar una decisión de compra y lo piensan dos veces”.

En esta línea, el Director Comercial de Frávega agrega que en el caso de “en el caso de TVs y computadoras, se trata de artículos prescindibles que las personas resignan cuando hacen un consumo de tipo más racional”.

Es indudable que, más allá de todas estas cuestiones, la caída que marca el primer mes de enero tiene un vínculo directo con el salto de la divisa estadounidense.

Sin embargo, los comerciantes agradecen haber tenido el tiempo necesario para adaptarse al nuevo escenario y evitar el “shock”. Así lo percibieron en el mes de noviembre los consumidores, que tuvieron que afrontar el incremento de precios en las góndolas una vez definidas las elecciones.

fravega electro

Suscríbete al boletín y recibe el mejor contenido en tu correo.
[contact-form-7 id="55196" title="¡Suscríbase a nuestro boletín!"]
Etiquetas