Retail
Miércoles, 18 de Abril del 2018

Fortalezas del trade marketing en el punto de venta

Una buena estrategia debe tener un refuerzo de trade marketing para no ver el producto empolvado en un anaquel.

 

En un ámbito tan competitivo como el sector retail, el trade marketing puede ser la diferencia entre que el cliente escoja tu producto o el de la competencia.

Por ello, un buen plan de ‘trade’ acerca al cliente con tu producto; lo hace llamativo, accesible y se traduce en ventas.

Uno de los aspectos fundamentales en esta técnica de marketing es la creatividad y la diferenciación. Es importante llamar la atención, aunque siempre en un plano positivo, posicionándose como referente en los valores de la marca con respecto a la competencia.

Asimismo, diversificar la oferta se convierte en un esfuerzo de los fabricantes por hacer crecer su rentabilidad, por tanto, encontrar nuevos clientes y nichos los orilla a diversificar su oferta.

No hay que olvidar que el trade marketing está orientado a satisfacer al consumidor a través de la integración con las actividades de marketing del distribuidor y las necesidades del desarrollo del mercado.



Mientras que por un lado, está la función de marketing operando sobre los consumidores, estudiando sus hábitos, actitudes y motivaciones, analizando los beneficios que puedan respaldar el posicionamiento de la oferta, para luego emitir sus programas de comunicación masiva.

Por otro lado, la función de ventas actúa sobre los decisores de compra, buscando establecer relaciones de crecimiento conjunto con el canal. El trade marketing surge a partir de un tercer espacio, compartido por estas dos funciones, sin formar parte, en ninguno de los dos casos.

Los objetivos principales del trade marketing son mejorar la rotación en el punto de venta, impulsar y acelerar las ventas mediante la planificación y coordinación de promociones, desarrollar el merchandising y conseguir que el consumidor pasee por el establecimiento.

Actualmente, el trade marketing se considera estratégico en el sentido de que constituye la vía directa para alcanzar la eficacia del canal y para diferenciar tanto el surtido del distribuidor como la gama del fabricante, de modo que ambos generen valor para el consumidor.

Además, el implementar estrategias complementarias es necesario para vincular los entornos online y offline de la marca.


Esta noticia es auspiciada por:

Suscríbete al boletín y recibe el mejor contenido en tu correo.

Benchmark Email
Etiquetas