Internacionales
martes, 29 de septiembre del 2009

Minoristas latinoamericanas muestran su fortaleza ante la crisis (latinoamerica)

Las grandes cadenas minoristas latinoamericanas muestran una sorprendente capacidad de mantener a flote su negocio.

 A pesar de las dificultades planteadas por la crisis global. Empresa, como la multilatina Falabella o la filial mexicana de Walmart (Walmex) han sorteado el peligro gracias a su capacidad de ofrecer ventas a crédito.
Frente a la actual recesión, Walmex ha sabido cómo captar las oportunidades del mercado.
Según la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD), en agosto 2009 las ventas de los autoservicios de la minorista avanzaron 7.5%.

Tras el grandioso lanzamiento del banco de Walmex en el año 2006, desde que comenzó la crisis financiera internacional ha permanecido en el olvido. El presidente de Wal-Mart de México, Edurado Solórzano, ha asegurado que relanzarán su filial del Banco y que planean abrir 150 sucursales nuevas.
También como parte de su programa de expansión de 2009, Wal-Mart de México (Walmex) inauguró 15 nuevas unidades Bodega Aurrerá, Wal-Mart Supercenter y Sam´s Club.

Otro caso similiar, también con banco propio, sería Falabella, una cadena de ventas de muebles similar a la sueca Ikea que opera en Chile, Argentina, Uruguay y Paraguay. En los últimos días, la entidad argentina Banco Patagonia cerró una emisión de deuda a un año de la compañía por 70 millones de dólares.

Falabella usará el dinero captado para fortalecer sus líneas de crédito incluidas en los servicios de tarjeta de cliente.

Suscríbete al boletín y recibe el mejor contenido en tu correo.

Benchmark Email