Internacionales
Martes, 10 de Julio del 2018

Tecnología en el Retail: Tendencias y desafíos en el mercado global

tecnología retail

Los cambios en el canal tradicional del retail han obligado a las empresas a realizar una reestructuración tecnológica al modelo de negocio.

Debido a la alta competencia en el comercio mundial, la tecnología en el retail ayuda a mejorar la experiencia de compra del cliente.

Los cambios en el canal tradicional del retail han obligado a las empresas a realizar una reestructuración tecnológica al modelo de negocio.

Según un estudio de Accenture, actualmente los grandes retailers están apostando por distintas tendencias tecnológicas para impulsar su participación en el mercado.

Tecnología en el Retail

Un ejemplo de que las empresas están apostando por el cambio es Kroger, el retail de comestibles más grande de Estados Unidos.

En casi 200 tiendas ya se ha implementado precios digitales para cambiarlos con mayor facilidad además de brindar información nutricional a los consumidores.

Por otro lado, gracias a la inteligencia artificial se están utilizando espejos inteligentes que permiten al cliente probar maquillaje y ropa sin necesidad de ir a un probador físico. Esto es de gran ayuda para ahorrar tiempo al proceso de compra.

Debido al estilo de vida de los consumidores actuales, lo que menos desean es esperar en cajas para comprar los productos. Por tal razón, los retailers tradicionales deben adecuarse a las exigencias del usuario.

En la vida del consumidor, existen características que las empresas tienen que considerar si incorporan herramientas tecnológicas al proceso de compra online u offline.  Accenture menciona algunas estrategias para los retailers en la incorporación tecnológica de sus proccesos:

1. Personalización

En un mercado retail donde los productos y servicios son en su mayoría muy parecidos, el éxito de la venta retail es la personalización que se brinda a los clientes.

Según un informe de Accenture, el 40% de los retailers están de acuerdo en que una experiencia de compra personalizada es una de sus prioridades mayores.

tecnología retail coca cola

Por ejemplo, la marca Michael Kors ha ofrecido la oportunidad a los clientes de crear un bolso distinto dependiendo de los gustos de cada persona. Esto ayuda a que el consumidor se sienta considerado por la marca.

Otro ejemplo de esto es Coca Cola, que saco las etiquetas de las gaseosas con distintos nombres, causando que los consumidores busquen su botella de gaseosa, haciendo de la compra algo más personal e íntimo.

Aprovechando la personalización del producto, las empresas pueden además de posicionar la marca, crear espacios de mayor cercanía y confianza con el cliente, hacerlo parte del proceso de elaboración de los productos.

2. Omnicanalidad

Así como el producto es importante, los canales que estén disponibles para el cliente determinarán la eficacia de la compra dependiendo de las necesidades del usuario.

Gracias a la ayuda de cadenas de suministro más tecnológicas, los minoristas con presencia física en el mercado ahora tienen distintas opciones de canales para la venta.

Los clientes ahora pueden tener la opción de comprar online y recoger en tienda el producto o en muchos de los casos autoservicios, tiendas afiliadas o recibir el producto a domicilio.

Mientras la empresa está más próxima al cliente, la experiencia de compra será más llevadera.

Actualmente, empresas como Saga Falabella están incursionando en alianzas con autoservicios que puedan llevar el producto más cerca al cliente.

En este caso Grifos Repsol es una opción para los clientes que compran online y les queda más cerca un grifo que una tienda de Falabella. En todos los casos, el centro de la operación siempre será el cliente.

Lee también: Innovación, una de las plataformas más importantes de desarrollo

3. Economía de Resultados

La economía de resultados es dependiente de la comercialización de bienes y servicios en función de los resultados que brindan a los clientes, más que el valor nominal de un artículo o servicio. Esto es posible gracias a tecnologías digitales y distintos softwares.

Esto puede ser visto en como las empresas mediante sus plataformas online obtienen métricas que permiten conocer las tendencias y frecuencia de compra de sus clientes.

Para aprovechar esta economía de resultados, los minoristas pueden usar dispositivos facilitando una mayor experiencia de venta tanto en la tienda, como en los demás canales a través de productos y servicios integrados.

La tecnología de la comunicación de campo está siendo desarrollada por grandes marcas globales, un ejemplo de esto es como Macy’s y Apple están utilizando dispositivos beacon en las tiendas.

Un beacon es un dispositivo de bajo consumo que emite una señal broadcast, y son suficientemente pequeños para fijarse en una pared. Al tener conexión bluetooth transmite mensajes a un smartphone sin necesidad de sincronizarse antes.

Es así como mediante los celulares, se brindan ofertas personalizadas a los clientes y se dan sugerencias de artículos similares en la tienda o en el canal online.

Mientras se integren los procesos, servicios y productos en todos los canales de la empresa, se podrá dar forma a una experiencia de compra compacta y asegurar la fidelidad del cliente.

Lee también: Retailers adaptan su logística al mundo del comercio electrónico

4. Asistentes de compra en casa

Google Home y Amazon Echo son solo ejemplos de cómo el consumidor tiende a usar estos dispositivos y delegar acciones.

Estos asistentes del hogar tienen conectados a la vez varios dispositivos que permiten dentro de varias funciones, comprar productos y servicios.

amazon echo

En ese sentido, los minoristas tienen una oportunidad potencial de sincronizar los productos ofrecidos en el canal online a los asistentes de voz que impulsarán a que el consumidor realice una compra frecuente de ciertos productos.

5. Plataforma de industria digital

Una plataforma digital crea nuevas oportunidades de ingresos y entrega de servicios con valor agregado. Asimismo, ayuda a recortar ciertos costos que son propios de un comercio físico.

Por una tarifa, los minoristas pueden aprovechar los almacenes del proveedor de la plataforma digital, la entrega y servicio al cliente, en vez de trabajar las gestiones por separado aumentando tiempos y costos.

Un ejemplo claro de esto es la empresa Uber, que gestiona su servicio de taxi bajo una plataforma con el lanzamiento de una tienda de comestibles con servicio de entrega: UberEATS.

Lee también: ¿Qué es retail?

6. Aprovechar el Big Data

Las tecnologías de inteligencia de softwares permiten a los minoristas procesar datos y aprovechar el Big Data para la toma de decisiones.

Es por ello, que se mejorará la toma de decisiones comerciales sobre productos, clientes, competidores y acelerar los procesos de innovación de manera personalizada.

big data

A través de la hiperpersonalización, estrategias de precios y promociones digitales se podrán integrar los procesos de manera eficaz.

Actualmente, la segmentación del público objetivo ya no es suficiente. Conocer al consumidor cada vez es algo más complejo debido a los cambios de hábitos de compra que tienen.

Por esta razón, los retailers deben extraer información del cliente por medio de algoritmos, análisis predictivo y agentes inteligentes.

Lee también: Cuatro tácticas para implementar el visual merchandising

Walmart Media Exchange está tomando este enfoque utilizando datos recopilados de la tienda y métricas de redes sociales para complementar los datos ya existentes.

De todos los datos recopilados, planea crear segmentos de clientes y perfiles individuales para mejorar las ofertas y el marketing.

7. Fuerza laboral adaptada

Las personas y máquinas trabajan en conjunto para brindar los mejores resultados a la empresa, es por ello que redefinir esta fuerza laboral con ayuda de la tecnología brindará agilidad a los procesos.

Los minoristas actualmente apuestan por herramientas digitales que ayuden al autoservicio del cliente.

Un ejemplo es Amazon Go que no posee cajeros, además de Walmart donde se utilizan cajas sin trabajadores y el cliente realiza el pago de sus productos.

fuerza laboral adaptada

De esta manera se aumenta la productividad del personal y se automatiza la cadena de suministro con robots y otras tecnologías.

En Tesco, los trabajadores en el centro de distribución utilizan brazaletes que rastrean los productos que están recolectando haciendo el trabajo más rápido.

Este brazalete tecnológico asigna tareas al usuario, pronostica el tiempo del trabajo a realizar, además de cuantificar la carga de los productos al lugar.

Es así como muchos minoristas siguen apostando por la transformación digital en su canal tradicional y por la omnicanalidad en el proceso de compra.

Los retailers que puedan lograr una reestructuración tecnológica a través de las necesidades del consumidor, serán las que puedan perdurar en el tiempo y competir en este amplio mercado.


Esta noticia es auspiciada por:

 

Suscríbete al boletín y recibe el mejor contenido en tu correo.

Benchmark Email
Etiquetas