Internacionales
Viernes, 15 de Mayo del 2015

Chipotle: otro modelo de fast food que triunfa en Estados Unidos

La cadena de comida rápida vale 22 mil millones de dólares.

Chipotle es una cadena de fast-casual que se ha vuelto exitosa logrando un gran crecimiento en el último lustro en el país vecino.

La cadena de estilo mexicano (tacos, burritos, ensaladas de legumbres) se encuentra comprometida con la calidad en todas sus vertientes, desde el origen de las materias primas con producciones más sostenibles hasta las cuestiones laborales, nutricionales y, por supuesto, al placer de comer lo que en verdad se ofrece en la publicidad.

Hay muchos restaurantes mexicanos en Los Ángeles y otras grandes ciudades de Estados Unidos donde sirven buena y auténtica comida mexicana; normalmente este tipo de lugares fueron fundados por chefs o empresarios nacidos en México o que vivieron aquí y conocen bien la cocina nacional.

Sin embargo, su crecimiento es modesto y su expansión ha sido apabullada por grandes cadenas de fast-food y fast-casual de comida mexicana y tex-mex como Taco Bell (una de las primeras en explotar con éxito este nicho de negocio), Del Taco, Qdoba Mexican Grill, Rubio’s y Baja Fresh.

De entre estas marcas, pertenecientes todas a firmas estadounidenses, sobresale Chipotle Mexican Grill, una empresa que se ha expandido a una velocidad inédita. Es difícil de conocer el nombre de esta franquicia salvo que vivas en Estados Unidos ya que aún no se ha internacionalizado.

Actualmente, la firma vale 22 mil millones de dólares, una cuarta parte del valor de Mc Donald’s, su exsocio, con 90 mil millones.

¿Cómo logró Chipotle crecer tan rápido y ser una empresa exitosa?

Definitivamente tuvieron que ver las inversiones de Mc Donald’s, la institucionalización de la firma tras su oferta accionaria en Nueva York, una buena administración, las campañas de marketing y su filosofía empresarial, que consiste en comprar y utilizar productos orgánicos y carne proveniente de granjas donde se tiene cuidado de los animales. “Comida con integridad”, es su eslogan.

Sin embargo, quizá su mayor acierto fue vislumbrar el crecimiento futuro de un nicho de negocio que abrió Taco Bell, en 1962, y que se popularizó durante las décadas siguientes conforme se incrementó el número de mexicanos y latinos en Estados Unidos, así como el gusto de la población no latina por la comida mexicana.

Esta noticia es auspiciada por:

[post-views]
Suscríbete al boletín y recibe el mejor contenido en tu correo.

Benchmark Email
Etiquetas