Internacionales
Viernes, 13 de Septiembre del 2013

Tesco abandonará EE.UU. vendiendo sus tiendas Fresh & Easy

La cadena británica retorna al origen, potenciará sus tiendas de conveniencia y el negocio online.

Concentrarse en las tiendas de conveniencia de Tesco y los negocios online forma parte de la nueva estrategia de Tesco. El líder británico que ha sufrido en su último ejercicio una caída de más del 50 % de sus beneficios, da marcha atrás en su estrategia internacional para volcarse en sus mercados de origen.

La noticia del abandono del negocio en Estados Unidos, anunciada por el propio CEO de la compañía, Philip Clarke hace unos meses, se hace realidad ahora con el anuncio de la venta de Fresh & Easy a Yucaipa. El acuerdo con Yucaipa incluye más de 150 tiendas y centros de distribución y producción de Fresh & Easy Riverside y sus 4.000 empleados. El valor estimado de la operación se cifra en US$126 millones. El resto de establecimientos, hasta los dos centenares en actividad, serán cerrados.

Para Philip Clarke, CEO de Tesco, el acuerdo representa el mejor resultado para los accionistas de Tesco y las partes interesadas de Fresh & Easy. “Nos permite salir de forma ordenada y eficiente del mercado de EE.UU., al tiempo que se protegen los puestos de trabajo de más de 4.000 empleados de Fresh & Easy”, declaró.

Revisar el negocio y centrarse en nuevas oportunidades es el objetivo de Tesco. En este sentido, el propio Clarke declaró que “nos ha llevado un año analizar con profundidad y darnos cuenta de que se necesita invertir en el Reino Unido y sentir la forma en que Internet está cambiando todo”. Parte de la nueva estrategia se centra en crecer –con menor velocidad- en número de unidades. Así el año en curso terminará con 600 nuevos establecimientos de su enseña Tesco Express, un 40% menos de lo previsto.

Tesco entró en Estados Unidos en 2007 con sus establecimientos Fresh & Easy con un concepto “quizás adelantado a su tiempo”, indican algunos analistas. A mitad de camino entre las tiendas de conveniencia y los supermercados especializados, no han conseguido conquistar al consumidor americano. Sus pérdidas ascendían a US$1,570 millones. Con esta operación, son tres las retiradas del líder británico de los mercados exteriores, tras el acuerdo de venta de una participación mayoritaria en el negocio de China y el abandono de Japón.

http://www.retailingtoday.com

[post-views]
Suscríbete al boletín y recibe el mejor contenido en tu correo.

Benchmark Email