Internacionales
Martes, 24 de Diciembre del 2013

Benetton registra un descenso del 13% en sus ventas

Ya planean el cierre de un 25% de sus franquicias.

La compañía italiana de moda, en pleno proceso de reestructuración, disminuirá el portfolio de marcas para centrarse en United Colors of Benetton y Sisley, según ha explicado el presidente del grupo, Alessandro Benetton.

Por ello, la firma que cerró 2012 con una cifra de negocio de 1.800 millones de euros, un 12,8% menos que en el ejercicio anterior, cerrará las marcas Playlife, Killer Loop y Jeans’West.

“Sencillamente, no puedes centrarte en muchas marcas y esperar ser efectivo”, ha afirmado el directivo en una entrevista.

La decisión de abandonar este paquete se enmarca en el plan a tres años que el grupo Benetton presentó a finales de noviembre con el propósito de reconducir sus resultados.  El empresario ha asegurado que han tomado esta decisión a raíz de su experiencia en el consejo de administración de Moncler, que también ha optado por deshacerse de sus marcas pequeñas.

Redefiniendo el negocio

La compañía, una de las mayores del mundo por número de tiendas, decidió dividir en tres su negocio con la creación de sociedades independientes que canalizaran la gestión de marcas, el aprovisionamiento y la distribución.

Alessandro Benetton ha asegurado que su objetivo es llegar a ser más competitivo llevando a las tiendas un producto de moda con mayor celeridad, por ese motivo también redefinaran el concepto de su marca estrella, United Colors of Benetton.

El empresario considera que hay un hueco de negocio en el segmento masstige, en el que la marca podría funcionar sin caer en el modelo fast-fashion.

Por otro lado, la compañía continúa barajando la remodelación de su cúpula con un primer gestor ajeno a la familia. Tras abandonar la bolsa el año pasado, el grupo continúa buscando un directivo para ocupar el puesto de consejero delegado con el propósito de desligar a los accionistas de la dirección de la compañía.

Benetton, que suma 6.500 tiendas en 120 países, contempla en su plan de reestructuración la salida de entre veinte y treinta mercados que no considera estratégicos, así como el cierre de un 25% de sus franquicias. El propósito del grupo italiano es el de continuar trabajando con una selección de sus actuales franquiciados.

[post-views]
Suscríbete al boletín y recibe el mejor contenido en tu correo.

Benchmark Email