Estados Unidos
Martes, 14 de Julio del 2015

Gap sigue luchando contra caída de sus ventas

Gap sigue luchando contra caída de sus ventas

No la pasa nada bien. La actual crisis que atraviesa la empresa textil estadounidense Gap ha hecho que la caída de sus ventas disminuya ligeramente en el mes de junio. De la misma forma, la compañía continúa sufriendo de la falta de tráfico de clientes en sus tiendas y el de su sitio Web.

Según el reporte de la firma, las ventas en las tiendas de Gap para junio bajaron 1%, en comparación con una disminución del 2% en el mismo mes del año pasado, publicó en su portal Retailing Today.

Y las ventas de locales comparables para la marca global para junio fueron Gap Global: negativo 5% versus negativo 7% el año pasado; Banana Republic Global: positivo 1% frente al negativo 7% el año pasado; y Old Navy Global: positivo 1% frente al 7% positivo el año pasado.

Ante la publicación de ese resultado negativo, la directora financiera de Gap, Sabrina Simmons, expresó que como se anunció previamente, por el momento se vienen tomando medidas importantes para ayudar a mejorar el rendimiento de la marca Gap.

“Estamos muy satisfechos por nuestros clientes que siguen respondiendo favorablemente a las colecciones en la tendencia de la marca Old Navy. Esta marca siempre nos entrega resultados positivos”, subrayó la ejecutiva.

La empresa Gap opera 3,300 tiendas, más de 400 tiendas de franquicia, y los sitios de comercio electrónico.

¿POR QUÉ GAP PASÓ DE MODA?

La llegada de tiendas extranjeras a Estados Unidos como H&M, Uniqlo y Zara están haciendo que Gap, entre otras marcas, vean desplomarse sus ventas. El mercado de la moda estadounidense ha perdido rumbo y las 675 tiendas que cerrará Gap es sinónimo de eso.

El contraste resumía la situación de los minoristas en Estados Unidos. Una por una, las marcas icónicas, como Gap, J. Crew, American Apparel y Abercrombie & Fitch han reportado el desplome en las ventas, mientras que las extranjeras, chic y baratas, como H&M, Uniqlo y Zara están abriendo tiendas que están a reventar y están alejando a los clientes que antes estaban dedicados a un estilo estadounidense, más básico.

Sin embargo, en realidad, será difícil para Gap y otras marcas estadounidenses dar alcance a las que son como Zara, que tiene fábricas de ropa por todo el mundo, lo cual le da cierta medida de control que le permite dar una respuesta rápida a las tendencias que van surgiendo.

Esta noticia es auspiciada por:

convex

Suscríbete al boletín y recibe el mejor contenido en tu correo.

Benchmark Email
Etiquetas