Tecnología y Tendencias
Viernes, 27 de Junio del 2014

Internet y las tiendas físicas: un matrimonio de conveniencia

Querer separar el “online” del “offline” no tiene ya ningún sentido.

El Observatorio Cetelem del Consumo Europa 2014 pone de manifiesto que los consumidores quieren Internet y quieren las tiendas como dos realidades interdependientes entre sí.

La dicotomía Internet y tiendas físicas tiene cada vez menos sentido, porque se trata de dos realidades interconectadas. Así lo refleja el último informe de Cetelem sobre los consumidores europeos.

A las preferencias sobre el canal para realizar las próximas compras, la mayoría de los encuestados (43%) afirma que no cambiará sus hábitos y que seguirá comprando principalmente en tienda física. Esta afirmación resulta especialmente contundente en Francia (59%), Portugal (53%) y España (52%).
Hay que tener en cuenta, sin embargo que el 37% de los europeos encuestados afirmó que cada vez realizará más compras a través de la red.

En líneas generales, Internet es claramente reconocido por los usuarios como una fuente generadora de tráfico hacia las tiendas. Cerca de tres de cada cuatro europeos (62%) declaran que la calidad de la web o de una aplicación móvil puede incitarles a ir a las tiendas de la marca o del distribuidor correspondiente.

Los españoles, por encima de la media europea, con un 68%, aseguran que comprarían si la calidad de la web fuese satisfactoria. Esta tendencia refleja, no tanto una competición entre Internet y las tiendas, que van de la mano, sino una competición de nuevas estrategias de marketing que cada marca deberá integrar.

De hecho, tal como revela el Observatorio Cetelem 2014, los consumidores han tomado una decisión: quieren internet y también quieren las tiendas, de tal manera que imponen a las marcas una interdependencia creciente entre los canales.

Y es que, con el auge espectacular de los smartphones y de las tablets, los europeos están cada vez más conectados (un 42% de ellos confirma que tiene un smartphone, sin ir más lejos). Querer separar el “online” del “offline” no tiene ya ningún sentido.

Así lo corroboran distintas estadísticas, tanto en uno como en otro sentido: El 70% de las últimas compras de los europeos se realizaron en una tienda, pero el 73% de ellos también declara que Internet es una excelente herramienta para acercarles a esos puntos de venta físicos.

Y más datos que confirman las ventajas de este matrimonio de conveniencia comercial: un 58% de los europeos estarían motivados a visitar una tienda si les propusieran ofertas, así como un  41% de ellos confirma que usa un comparador de precios en tienda.

Resulta evidente que los ciudadanos consideran Internet como una herramienta imprescindible en el proceso de información de sus compras, aunque la tienda sigue muy viva.

Y un último dato revelador: 20,6 % es el porcentaje de crecimiento registrado por el ecommerce en España en el segundo trimestre de 2013, lo cual reafirma la tendencia de crecimiento sostenido y progresivo que viene reflejando el comercio electrónico en nuestras vidas.

[post-views]
Suscríbete al boletín y recibe el mejor contenido en tu correo.

Benchmark Email