Internacionales
Martes, 7 de Abril del 2015

Los desafíos de Falabella, Cencosud y Ripley en la región

Perú ha mostrado resultados positivos para los tres grandes retailers.

Desde hace un tiempo los retailers chilenos están expandiendo su presencia en Latinoamérica, y durante este año seguirán acelerando el tranco, con la mira en que sus operaciones fuera de Chile vayan tomando un peso mayoritario en sus ingresos totales en vista de las reformas locales y de la situación interna del consumo.

¿Cómo marcha el negocio exterior de Falabella, Cencosud y Ripley, que lideran el mercado en la región?

Falabella: A la caza de la región

El retailer de las familias Solari, Cúneo y Del Río, ya suma el 43% de sus ventas en el exterior al cuarto trimestre del año pasado tras la compra de la cadena de mejoramiento del hogar y construcción Maestro en el mercado peruano, lo que incluye también a Argentina, Colombia y Brasil. Además, con su arremetida en Uruguay mediante Sodimac, la cifra superaría el 45%, sin descartar sorprender con un nuevo país.

Una de las operaciones que mejor ha marchado para Falabella es Colombia, país en el que sus ingresos retail en tiendas por departamento se expandieron 15,2% y de su área de mejoramiento del hogar y construcción con Sodimac 13,9%. Esto, debido al fuerte incremento de sus ventas en locales iguales.

En el caso del Banco Falabella en la nación cafetera, se observa una sostenida alza en las colocaciones en los últimos trimestres, explicando el incremento de 17% en los ingresos financieros de las operaciones del grupo en ese país.

En Perú, los ingresos por el negocio de retail de sus tiendas por departamento crecieron 17% en el 2014, los de sus supermercados Tottus 27,5% y los de mejoramiento del hogar 110,3% por la adquisición de Maestro.

El avance logrado en las operaciones en el Perú se explica por la mayor superficie de venta en el período, ya que el menor dinamismo del consumo observado en los últimos trimestres afectó al índice de ingresos en tiendas iguales, aunque Tottus logró aumentarlo y ganar participación.

En Argentina, los ingresos retail de Falabella en tiendas por departamento cayeron 1,4%, golpeados por la situación de ese país, aunque los de Sodimac subieron 18,7%, refiere el portal Estrategia.cl.

En Brasil, después de su entrada tomando en control de la cadena de mejoramiento del hogar y construcción Dicico, sus ventas disminuyeron 3,1%, trastocados por un menor nivel de actividad económica. De hecho, solamente los márgenes del gigante latinoamericano cayeron para la empresa.

Cencosud: Desafíos en Brasil y Colombia

El holding de Horst Paulmann, en tanto, tiene una serie de desafíos por delante en la Región, donde sus ingresos fuera de Chile ya concentran más del 60% del global. Luego de las múltiples adquisiciones de supermercados en el extranjero –negocio que significa ¾ de sus ventas totales-, éstas no han tenido los resultados esperados por el grupo.

En Brasil, esta división tuvo un alza de apenas 0,9% en sus ventas en tiendas iguales en la última parte de 2014, lo que en todo caso fue un avance sobre la contracción de 3,3% en igual período de 2013 por las transformaciones que ha aplicado la firma. El EBITDA de esta nación para Cencosud, sin embargo, se desplomó en 97%.

Colombia también ha sido un hueso difícil de roer para la compañía, donde su EBITDA bajó 17,5% en el cuatro trimestre 2014. No obstante, ha exhibido importantes mejoras como reflejo del fuerte entorno minorista, pues sus supermercados crecieron 4,3% en términos de retail y su área de mejoramiento del hogar y construcción con Easy se incrementó igualmente 4,3%.

Perú es el país que mejor se ha comportado para Cencosud, con un relevante incremento de su EBITDA de 53,6% y una crecida en la actividad de sus supermercados de 4,3%.

En Argentina, ha tenido un buen desempeño pese a la situación económica compleja de ese país, con un crecimiento de 17,8% en su EBITDA, 28,7% en sus cadenas minoristas en términos de retail y de 26,6% en Easy.

Ripley: Madurando en Colombia

La cadena de la familia Calderón, paulatinamente ha ido dando pasos en el exterior, y sus ventas más allá de las fronteras nacionales representan un 31% del total.

Las últimas fichas las puso en Colombia, país en el que arroja un EBITDA negativo en 2014 por la falta de madurez de sus tiendas abiertas, aunque esto significó una mejoría en comparación al 2013.

Perú, sin embargo, ha demostrado positivos resultados para la firma. El EBITDA del negocio de retail creció 21,3% en el cuarto trimestre, debido a un incremento en las ventas, a raíz de la incorporación de cuatro tiendas, que se acompañó de una mejora de 0,66 puntos porcentuales en el margen. Por su parte, los ingresos en locales iguales registraron una contracción de 1,4% por la coyuntura económica que ha trastocado a toda la Región.

Ripley explica que estas mejoras, radican en una eficiencia y control en el manejo de inventarios y mermas, compensado, en la otra cara de la moneda, por los más altos aranceles aplicados a la importación de productos desde China en Perú.

La cartera del banco en Perú anotó una expansión de 25,6% en el país, mientras que los ingresos financieros subieron 11,4% siendo compensados parcialmente por un aumento de las provisiones de 24,5% a causa del incremento de la cartera. El EBITDA avanzó 2,3 por ciento.

Esta noticia es auspiciada por:

[post-views]
Suscríbete al boletín y recibe el mejor contenido en tu correo.

Benchmark Email
Etiquetas