Retail
Jueves, 23 de Abril del 2015

Los retos de Unilever en el mercado peruano

La firma tiene como desafío el de consolidar sus marcas de alimentación y crecer de manera sólida y rentable en el país.

Unilever es una de las empresas más globales del orbe, no en vano la exigente británica Oxfam la coloca entre las 10 empresas de alimentos más grandes del mundo, con una facturación de US$ 68,5 miles de millones, como consecuencia de su presencia en los cinco continentes, sin embargo, aún tiene retos por enfrentar en el mercado peruano.

Estos desafíos a los cuales se enfrenta Harold Mongrut, CEO de Unilever Perú, son los de consolidar sus marcas de alimentación, potenciar su marca Dove y Axe, ya que por varios años se dedicó a explotar el conocimiento de sus marcas.

“En el negocio de alimentos tenemos marcas como Knor y Hellmans que están esperando su momento, la compañía ha dado prioridad a otras marcas como Dove, que en jabones es muy fuerte; Rexona, en desodorantes; Sedal, en champú; y ahora tienen otras marcas su oportunidad”, señaló Mongrut.

Además, agregó que ya es hora que estas marcas que están esperando su turno empiecen a consolidarse dado que los objetivos de la compañía son crecer de manera sólida y rentable.

“Queremos que Unilever sea una compañía emblemática en el Perú, pero para ello todavía nos falta encontrar la mezcla perfecta de producto, gusto, consumidor y sabor local en cuanto a alimentos se refiere”, indicó.

El directivo anunció a la revista G que han pensado acercarse en algunos productos a este concepto de la cocina. Es un reto enorme para la compañía, venderlo mejor, mostrar la oportunidad del negocio. Todavía no han logrado ese mix por lo que tienen un reto estando en el negocio de la alimentación.

“En el caso del Perú, nuestro negocio es mucho más sólido en cuidado personal. Por ejemplo, nuestra participación de mercado de desodorantes es de 54%; en jabones, peleamos el segundo y tercer lugar; en champú, estamos segundos”, sostuvo.

Además, agregó que el acondicionador no guarda relación con el resto de países, en Perú la proporción es 3 a 1 cuando el champú y el acondicionador tienen una relación 1 a 1 por ser complementarios. “Ahí tenemos una oportunidad enorme”.

Mongrut indicó que por lo que vienen haciendo hoy, el negocio de alimentos va ir tomando mucho más fuerza y siente que tiene muchas oportunidades con marcas mucho más fuertes, desde margarinas, pasando por puré, té con McCollins y Lipton.

“Lo que buscamos es que toda la compañía se acerque a los clientes, porque a través de ellos llegamos a los consumidores finales. Uno de mis sueños es tener más insights regionales de lo que tenemos hoy para entender al consumidor de cada lugar”, finalizó el CEO de Unilever Perú.

Esta noticia es auspiciada por:

[post-views]
Suscríbete al boletín y recibe el mejor contenido en tu correo.

Benchmark Email
Etiquetas