Tecnología y Tendencias
Lunes, 21 de Abril del 2014

¿Qué nos depara el futuro del marketing de proximidad?

Los estudios ayudarían a aumentar los beneficios del sector retail.

En un mundo desarrollado tecnológicamente e hiperconectado, no cuesta mucho creer que estos avances, aplicados a la relación del cliente con el sector retail, vendrán a mejorar su experiencia de compra y facilitar el contacto permanente y efectivo.

El login social, las cookies y las herramientas de geolocalización permiten diseñar estrategias adaptadas a las necesidades concretas del cliente, en el momento más adecuado, fomentando así la conversión.

La implementación del Big Data abre un nuevo mundo de posibilidades a los retailers para conocer a su público objetivo y saber cómo y cuándo actuar. Sin embargo, todavía queda mucho para llegar al pleno aprovechamiento de la minería de datos.

El informe “The State of Data Quality”, publican por Experian indicaba que para los responsables de la toma de decisiones, la base del éxito de su estrategia de marketing residía en tener los datos de contacto del cliente (54%), las cifras de ventas (44%) o las demográficas (38%). Dejando en segundo plano la información acerca de sus prioridades (31%), comportamiento del consumidor (26%) e incluso la geolocalización (20%).

Pese a que durante un periodo aproximado de 10 años se han destinado recursos dirigidos a conocer y diseñar acciones de marketing de proximidad cercados en un radio de 100 metros; todavía es un campo en el que es necesario seguir avanzando.

El informe “Proximity Marketing in retail: Can Ecommerce Tactics Revive Brick-and-Mortar?”, elaborado por eMarketer pone de manifiesto dos barreras principales: la necesidad de un verdadero interés por parte del retailer, y la preocupación por la privacidad, en el caso de los consumidores.

La percepción global reside en que durante este 2014 se llevarán a cabo diversas pruebas a pequeña escala, con el fin de comprobar si las actuales soluciones en marketing de proximidad realmente son efectivas a la hora de mejorar la experiencia del cliente, y aumentar los beneficios de los retailers. A partir de aquí, nos encontramos con perspectivas encontradas en torno al futuro de esta área.

De una parte, los más optimistas creen firmemente en las posibilidades del marketing de proximidad, una revolución que vendrá a transformar el modo en el que los usuarios buscan información sobre productos y proceden a adquirirlos.

De otro lado, los más conservadores esperarán a que la aplicación de estas plataformas de marketing de proximidad se generalicen, aludiendo dificultades para su escalado, así como en cuanto a la fragmentación de los servicios, o las complejidades operativas, sin olvidar la postura cada vez más reacia por parte de los consumidores a compartir sus datos con las empresas.

Verdaderamente, las posibilidades del marketing de proximidad son ilimitadas, y podrían transformar el sector retail. Su aplicación es extensible a cualquier objeto, o tipo de anuncio; susceptible de ser convertido en punto de contacto entre el cliente y la empresa, con el claro objetivo de llegar a la conversión. Una técnica válida asimismo en el exterior, utilizando para ello cualquier soporte, permanente o efímero.

La preocupación por la privacidad es realmente un obstáculo, con el que los retailers han de luchar a base de grandes dosis de confianza. De otra parte, las barreras tecnológicas también frenan el pleno desarrollo del marketing de proximidad. Sus dificultades para integrarse fácilmente con los CRM y programas de gestión de datos constituyen todavía un serio lastre difícil de sobrellevar.

[post-views]
Suscríbete al boletín y recibe el mejor contenido en tu correo.

Benchmark Email