Retail
Jueves, 16 de Enero del 2014

Tiendas Paris se ubicará frente a la Plaza de Armas

Saga Falabella busca crecer hacia arriba.

Las departamentales chilenas buscan crecer en el Damero de Pizarro; una de las que ya suena fuerte es Tiendas Paris de Cencosud que ya empezaron obras en el lugar donde se ubicará.

Con ello, se viene un cambio positivo, todo gracias al aumento de la oferta comercial y gastronómica que está viviendo nuestro país y que para este 2014 nos dará grandes sorpresas.

“Han llegado muchas empresas y el interés sigue. Que cadenas como Ripley, Saga u Oechsle estén en el Centro de Lima llama a otras más, que como en otras partes del mundo, saben que estar en el centro de la ciudad da nivel a las tiendas”, precisó Carlos Castillo, presidente de la Empresa Municipal Inmobiliaria de Lima (EMILIMA).

Por ello, la departamental chilena Paris, de Cencosud, se encuentra ya en plena obra de la que sería su séptima tienda en el país. “Se ubicará frente a la Plaza de Armas, y ya se encuentran en obras. En el primer piso se ubicará una oferta de moda, con productos que den atractivos a las vías transitadas”, dijo Castillo, quien participó en las negociaciones con la cadena.

Falabella crecerá hacia arriba

Otra departamental que busca crecer es la también chilena Falabella con su local ubicado frente al pasaje Olaya. “De toda la cadena es tal vez la tienda que menos cambios ha tenido pero ellos buscan cambiar eso, ya que la idea es expandirse y crecer hacia arriba con todo el edificio que tienen en la parte superior”, comentó.

Así, de concretarse la propuesta de Falabella la convertiría en una de las tiendas más grandes en toda la zona de Jirón de la Unión. “Esperemos que se concrete esta propuesta, es una relación entre privados”, remarcó Castillo tras señalar que también se mantiene el interés de El Corte Inglés y H&M de instalarse con sus locales en el Centro Histórico.

El Centro Histórico está de moda

Ello ha generado un incremento en el precio del m2. Así, mientras que en el 2011 el costo era de US$ 467, hoy cuesta US$ 1,400 “Es algo malo y bueno, por una parte se genera una plusvalía donde la Municipalidad de Lima no gana nada, pero al mismo tiempo genera un sentimiento de valor y orgullo de quienes son propietarios”, precisó Carlos Castillo.

[post-views]
Suscríbete al boletín y recibe el mejor contenido en tu correo.

Benchmark Email