Retail
Martes, 13 de Agosto del 2013

Cinco consejos para incrementar las ventas en una tienda

El 53% de las compras son realizadas por impulso, en el mismo punto de venta, sin ser planeadas antes de salir de casa.

Una de las áreas que más se descuida al momento de elaborar un plan de marketing es justo el correcto manejo en el punto de venta. En un estudio reciente, diversos retailers descubrieron que el 66% de todas las decisiones de compra se toman en la tienda, y el 53% de las compras se hacen por impulso. Te mostramos seis consejos para aumentar las compras de los consumidores en el punto venta.

1. Usar un mejor ‘Signage': Recientemente algunos retailers sentían que era mejor dejar los productos sin precio. De tal manera que podrían negociar con los clientes los precios cuando sea necesario. Pero en realidad los consumidores son lo suficientemente inteligentes como para reconocer ello como una maniobra para perjudicar sus bolsillos. Además, tendrá un efecto negativo en las compras por impulso. En su lugar, lo correcto sería ubicar a los mejores artículos de impulso con etiquetas de precio y la correcta descripción de sus características, beneficios y ahorros con el fin de educar y entusiasmar a sus clientes. Está comprobado que optando por este camino, el resultado de las ventas pueden incrementarse en un 20%.

2. Mostrar el ahorro: Si algo está en venta, se demuestra. Se debe usar señalizaciones profesionales para diferenciar los productos y mostrar, por ejemplo, los descuentos. Los consumidores no sabrán lo importante que es comprar tal artículo, sino conocen “hasta cuándo va a durar dicho descuento” o “hasta cuándo dura dicha promoción”, estos detalles inspiran e impulsan a que el consumidor realice una compra.

3. Limpie las vitrinas: Nada separa más el precio del producto que el polvo y la suciedad. Asegúrese de que hay un higiene impecable en todos los rincones de las vitrinas o lugares en donde se muestra la mercancía.

4. Organice: Asegurarse de que la mercancía no se muestre de una forma sin sentido. Asegúrese de que los clientes puedan encontrar orden en las tiendas y encontrar lo que buscan sin necesidad de dar muchas vueltas. Esto favorecerá a pasar más tiempo mirando diferentes artículos; y no perder el tiempo en búsqueda de un tamaño de prenda.

5. Cruce la mercancía: La mayoría de los productos tienen elementos complementarios que funcionan bien, juntos o en pareja. Si se muestran adecuadamente favorecerán la compra por impulso. “Ponga los panes al costado de la mantequilla. El que ha llegado a la tienda solo para comprar 10 panes, dudará y lo pensará bien antes de irse sin la mantequilla ubicada justo al lado”.

 

[post-views]
Suscríbete al boletín y recibe el mejor contenido en tu correo.

Benchmark Email