Tecnología y Tendencias
Jueves, 29 de Mayo del 2014

Del showrooming al webrooming: La revolución del comercio tradicional

El 66% de los usuarios prefiere consultar los productos por la web antes de comprarlos.

El crecimiento del comercio electrónico y el empuje de las aplicaciones móviles ha llevado a muchos retailers a replantearse sus vínculos con los consumidores.

Un estudio de la consultora Merchant Warehouse asegura que el 66% de los usuarios ya se decanta por el webrooming, es decir, primero visualiza los productos que desea a través de las páginas web de las compañías para finalmente decidirse por la compra en el establecimiento físico.

La práctica opuesta, conocida como showrooming, seduce al 50% de los usuarios. Por sexos y edades, son los hombres de entre 18 y 67 años los que se decantan por el webrooming, seduciendo al 70% del total.

Algunas de las ventajas que supone el “webrooming” para el consumidor son evitar los costes de envío de la compra online (47%) y no tener que esperar para recibir el producto adquirido (23%).

El showrooming y el webrooming son frutos lógicos de nuestro tiempo, productos de algo que en ningún caso va a desaparecer o a dar marcha atrás. Por ejemplo, si antes una persona quería comparar todas las opciones disponibles, el coste de hacerlo excedía generalmente el posible beneficio obtenido en el diferencial resultante. Ahora, la comparación es posible en tan solo unos cuantos clics.

Pero ¿cuáles son las principales características? a continuación conoceremos aquellas que resultan fundamentales en esta tendencia hacia un “consumo inteligente”

El universo móvil

El auge de los dispositivos móviles se ha traducido en una explosión de este canal como escaparate para potenciales compradores.

Según el informe de Merchant Warehouse, el 80% de las búsquedas realizadas a través de los móviles se transforman en compras reales, aunque solo el 16% se formalizan a través de estos dispositivos.

El 73% se realiza físicamente y en un 11% de los casos se realiza a través de ordenadores. El uso de redes sociales como Facebook, Twitter y Pinterest como herramientas para desplazar el interés digital hacia la tienda física también es beneficioso.

Menos estrés

Aunque hay mucha gente amante de las compras, lo cierto es que un alto porcentaje de los consumidores sufre estrés en este tipo de situaciones.

El 37% de los consumidores prefiere mirar primero en internet y comprar después en las tiendas físicas porque las devoluciones son así más sencillas, mientras que el 46% quiere sentir el producto en las tiendas físicas antes de adquirirlos.

Principales ventajas

Según el documento de Merchant Warehouse, A la hora de decantarse por el webrooming, el consumidor tiene en cuenta factores como evitar los costes de envío asociados al e-commerce (47%) y no tener que esperar para recibir el producto adquirido (23%).

El estudio también recalca la importancia que tiene la posibilidad de ofrecer wifi en las tiendas para que los propios clientes puedan consultar los precios a través de sus dispositivos para comparar productos.

[post-views]
Suscríbete al boletín y recibe el mejor contenido en tu correo.

Benchmark Email