Internacionales
Viernes, 6 de Noviembre del 2015

Domino’s Pizza crea auto de reparto que lleva su propio horno

dominos_coche_pizzas_1

Domino’s Pizza ha puesto en circulación una flota de 100 autos especiales de reparto que han denominado DXP y será probado en algunas ciudades de Estados Unidos.

El servicio de entrega de pizzas a domicilio se revoluciona con el nuevo proyecto de Domino’s Pizza, un coche de reparto que incluye un horno con capacidad para mantener hasta 80 pizzas calientes a una temperatura de 60º C, para que lleguen a los clientes como recién salidas del horno.

De momento Domino’s Pizza ha puesto en circulación 100 vehículos, para lo que ha contado con la colaboración de la compañía General Motors, que ha fabricado su flota de coches adaptados al nuevo formato de entrega.

El vehículo denominado Domino’s DXP (las siglas equivalen, en inglés, a las palabras “Delivery Expert”) es un pequeño Chevrolet Spark que ha sido modificado colocándole en la parte posterior un horno y se ha cambiado el asiento de copiloto por un espacio de almacenamiento especial para bebidas y salsas. Además cuenta con el sistema de navegación OnStar para que los repartidores no pierdan tiempo al colocar los datos del GPS.

“El Domino’s DXP es el primer vehículo construido para revolucionar la entrega de pizzas. Permite a los conductores hacer su trabajo con mayor facilidad y eficiencia”, explicó Russell Weiner, presidente de la compañía en Estados Unidos.

El DXP de Domino’s Pizza puede llevar hasta 80 pizzas y cuenta con un sistema de seguridad para su apertura. La flota de 100 autos se podrá ver en Boston, Detroit, Houston, New Orleans, San Diego y Seattle.

El diseño de estos vehículos se inspiró en un concurso realizado por la empresa donde se solicitó a los consumidores idear al repartidor perfecto. Por otro lado, se destaca que el auto es una forma de publicitarse de forma mucho más vistosa e impactante que las motocicletas de reparto actuales.

El delivery de pizzas representa dos tercios del negocio de Domino’s Pizza en Estados Unidos, la misma empresa estima que reparte 400 millones de pizzas al año. Esta es una de las principales razones por la que la empresa esté ensayando nuevas maneras de delivery.

Actualmente, Domino’s Pizza es la segunda mayor compañía de comida rápida que se dedica a las pizzas, y trata de mantenerse a la vanguardia.

LEE TAMBIÉN: Domino’s Pizza cocina su estrategia de ‘e-commerce’ en México

EL AUTO: DXP

Los vehículos han sido diseñados durante tres años entre los especialistas de la compañía de alimentación y especialmente por Kenneth Baker, el ejecutivo de General Motors que desarrolló el primer coche eléctrico de la compañía.

Cada vehículo tendrá un precio de entre 20.000 y 25.000 dólares, contra los 12.000 dólares que cuesta el Chevrolet Spark en el mercado, sin embargo, las modificaciones que incorpora hacen que su precio se dispare a más del doble.

El coche ha sido bautizado como DXP y tiene un asiento para el conductor ya que el resto de sitio está pensado para dar capacidad a los alimentos -no solo pizzas- al tiempo que se ha aprovechado todo el hueco para poder instalar los hornos que se calientan a través de luces LED.

INNOVANDO EL MERCADO

El modo y tiempo de entrega es un servicio clave para las cadenas de comida rápida, por ello la mayoría de las marcas terminan por desarrollar utensilios especialmente diseñados para optimizar sus procesos y colaborar en una entrega rápida para los clientes.

Recordemos por ejemplo la aplicación GPS Driver Tracker que se lanzó en el mes de julio en Australia y con la que los clientes podían conocer en todo momento la localización exacta de la pizza solicitada. Se puede decir que en lo que respecta a innovación tecnológica y el desarrollo de nuevos servicios para los clientes, Domino’s Pizza ha destacado en los últimos años.

Ya en mayo de 2015 Domino’s hizo público que preparaba el lanzamiento de una nueva forma de pedir comida a través de Twitter. En efecto, puede decirse que los Emojis se han convertido en parte del negocio neural de esta cadena de comida rápida.

Según esta estrategia, una vez que la gente se registra en su sistema de pedidos, los clientes pueden ordenar pizzas simplemente al escribir la frase “Easy Order”.

El programa se simplificó con el uso de emojis: el sistema registra la orden de un cliente cuando éste tuitea el emoji de una pizza con pepperoni a DPIZZA. Sin ser la pionera de esta estrategia, Domino’s Pizza sí fue la primera empresa que hizo de Twitter parte de su modelo de negocios.

Asimismo, Amazon es una de las marcas que continuamente intenta innovar en sus métodos de entrega, por lo que ha implementado drones, e incluso en México se habla de una posible alianza con la cadena OXXO para utilizar sus sucursales como puntos de entrega de mercancías.

Otras empresas de fast food como Taco Bell, McDonald’s, Starbucks o Burger King también están llevando a cabo programas experimentales de servicio a domicilio, pero ninguna ha introducido un coche modificado y adaptado a las necesidades de repartidores y clientes.

DOMINOS-Pizza-Emoji-Ordering-Dominoes

Esta noticia es auspiciada por:

auspicio-pagoefectivo-peruretail

[post-views]
Suscríbete al boletín y recibe el mejor contenido en tu correo.

Benchmark Email
Etiquetas