Retail
Lunes, 2 de Diciembre del 2013

Historia de los Supermercados que dejaron de existir en el Perú

Muchos de estos desaparecieron por la difícil coyuntura política por la que tuvo que atravesar el país.

Cuando miramos hacia atrás en el tiempo, es imposible no recordar aquellos supermercados de la Lima de los ochentas, aquellos lugares donde nuestros padres o abuelos nos llevaban para hacer las compras de la semana o para observar las últimas novedades en cuanto a moda, tecnología y entretenimiento familiar.

La mayoría de los supermercados, por no decir todos, dejaron de existir a excepción de la cadena Wong que aún siguen en vigencia, aunque haya dejado de ser nuestra tienda de bandera al venderse a capitales chilenos. Los Wong fueron los únicos que supieron sobrellevar nuestra tan accidentada economía con su acertada política de atención al cliente y con buenos canales de distribución, algo que a muchas les faltó.

Los supermercados que a continuación recordaremos fueron los precursores de Saga, Ripley, Tottus, Metro, Plaza Vea y demás que durante la segunda mitad del siglo XX aparecieron en la capital transformando los hábitos de compra de esas épocas.

Supermarket

En el año 1953, se abrió la tienda Supermarket, perteneciente a la familia Olcese, que ofrecía alimentos, artefactos y vestidos con un servicio rápido y cómodo.

La idea surgió mientras Aldo Olcese estudiaba Administración de Negocios en la Universidad de Texas en Austin a mediados de los años cuarenta. Aldo pensó en copiar de los Estados Unidos este singular sistema de autoservicios y llevarlo al Perú, es así como trajeron este formato y optaron por brindar los carritos

“El público acudió en forma masiva a realizar sus compras a dicho local, mostrando así la aceptación rápida por parte del consumidor peruano, e hizo dar un giro de 180° en la forma de comprar los comestibles por parte de las amas de casa en el Perú” según afirma un estudio de Gonzalo Torres López.

El éxito fue contundente durante 20 años de existencia de la empresa que permitieron a Aldo y Orlando abrir un total de 15 tiendas en toda la capital peruana hasta setiembre de 1972 en que pasó la empresa a manos del Estado con el nuevo nombre de Super Epsa, durante el Gobierno revolucionario de las FF.AA. del Gral. Juan Velasco Alvarado, que desapareció en 1984.

Supermarket se mantuvo vigente a lo largo de dos décadas, siempre con el lema “Calidad y menor precio en su mesa”. Incluso la marca logró posicionarse en la incipiente televisión con el programa de juegos y sorteos “Súper Market Show” que lo pasaban los lunes a las 9:00 de la noche en el canal 13; también se pasaba a las 12:30 pm. un microprograma de sorteos. Supermarket, así como Scala, llegaron a tener su propio programa de televisión.

Scala

Las tiendas Scala hicieron su aparición en febrero de 1958, su primera tienda se ubicaba en la Plaza de Armas, exactamente en el jirón Huallaga 196, en la misma cuadra que la casa Oechsle.

Para 1982, Scala tenía varios locales, uno se encontraba en la esquina de las avenidas Alfonso Ugarte y Venezuela, el cual fue el primero en llamarse “Scala Gigante” inaugurado en 1967, los demás estaban en avenidas estratégicas como la Av. La Marina, la Av. Larco, la Av. Dos de Mayo y Sáenz Peña en el Callao.

También se ubicó en el Centro Comercial Camino Real, en el Centro Comercial Arenales en Lince, en la esquina de la Av. Panamericana y Primavera en Surquillo y en la Residencial San Felipe, la que fue la última tienda en cerrar.

La mayoría de estas compañías apelaba a la televisión como medio masivo de propaganda. Por ello, se podía ver diariamente a la pareja de esos años, Joe Danova y Regina Alcóver, los padres del conocido cantante Gianmarco, promocionando carnes y verduras del famoso Scala Gigante.

Scala llegó a tener un programa en la televisión peruana que se llamaba “Scala Regala”, que iba los jueves a las nueve de la noche conducido por Pablo de Madalengoitia.

Sears

La primera tienda por departamento fue Sears, la misma que fue terminada de construir en 1955 por la firma Sears Roebuck, con un proyecto del arquitecto Linder. Se construyó en una hectárea de terreno vendido por la familia Brescia, en lo que es la cuadra 32 del Paseo de la República, donde hoy se ubica Saga Fallabela y Tottus en San isidro al costado de la vía expresa.

Esta tienda de venta de artículos para el hogar y ropa al menudeo posteriormente inauguró otra en la cuadra cinco del Jirón de la Unión y una más en la cuadra siete de la Avenida Larco, esta última pequeña y donde sólo había artículos de vestir y de cuidado personal y finalmente, en 1977, una más en la Plaza San Miguel.

TIA

Una compañía pionera en el sector fue Tiendas Industriales Asociadas (TIA), que inauguró su primer local en la calle Schell en Miraflores, donde ahora está Ripley. TIA fue una importante tienda de descuentos en Lima que apareció en la década de los cincuenta.

Monterrey

Una de las empresas más representativas del inicio del retail moderno en el Perú fue Monterrey, cuyos inicios se remontan al año 1952, en el cual inauguró tres locales, siendo uno de los más recordados y emblemáticos su primera tienda inaugurada en la cuadra 54 del Jirón de La Unión.

Monterrey, del mismo dueño de Oechsle, llegó a ser uno de los primeros supermercados del Perú, que presento una continua expansión, esta compañía llego a tener hasta 16 locales en 11 distritos de Lima.

Con varios locales en distritos como Miraflores, San Isidro, Surco y Lima Centro se volvió muy conocida. Al principio se escribía con una sola r, es decir, Monterey; pero con el paso de los años y al darse cuenta que la gente la pronunciaba con doble r pasó a ser Monterrey.

En los años 60 se veía en la televisión a una joven actriz, Mabel Duclós, promocionando las ofertas del día. Además, aún recordamos su simbólico local del Jirón de la Unión, frente a la iglesia de La Merced, y a pesar que la cadena alcanzó a llegar a provincias funcionó hasta 1993.

Casa Oechsle

Una marca peruana que ha resurgido. Conocida como Casa Oechsle” hizo historia al abrir sus puertas en 1888. Su primer local se fundó nada menos que en el actual pasaje Olaya, frente a la Plaza de Armas, y luego se expandió a los sitios más céntricos de la ciudad.

Desde sus inicios, la “Casa Oechsle”se caracterizó por la innovación, instalando el primer ascensor eléctrico que operó en Sudamérica a fines del siglo XIX, experimentando un proceso de expansión hasta 1993, año en el que se declaró en bancarrota.

Varios años después, el conglomerado económico local perteneciente a la familia Rodríguez-Pastor adquirió la marca Oechsle, ya que pese a no estar en el mercado, la marca se mantuvo presente en la mente de los consumidores peruanos, lo que llevó al Grupo Interbank a relanzarla como parte de su plan de diversificación en el sector retail.

Oechsle, hoy por hoy, es una de las cadenas de tiendas por departamentos más importantes del Perú.

[post-views]
Suscríbete al boletín y recibe el mejor contenido en tu correo.

Benchmark Email