Retail
Viernes, 20 de Julio del 2012

Louis Vuitton aprovecha la demanda de productos de lujo en China

Abrirá su tienda más grande en este país con diseños exclusivos para reivindicar su prestigio en el mercado del lujo.

La marca de lujo francesa, Louis Vuitton -unidad de LVMH-, está preparada para inaugurar su tienda más grande de China en Shanghái este sábado, con una escalera de caracol dorada y un piso privado al que se accederá sólo con invitación y donde los compradores podrán peinarse en una peluquería mientras sueñan con diseños personalizados para sus bolsos.

El consejero delegado de Louis Vuitton, Yves Carcelle, señaló que “el concepto ‘hecho por encargo’ es lo último en lujo”. “Sucede lo mismo con el arte. Si está interesado en el arte, lo último es encargar una obra a un artista más que comprar una que ya está hecha”, agregó.

Louis Vuitton se encuentra habitualmente entre las marcas más admiradas en las encuestas entre consumidores chinos. Sin embargo, nombres de ultralujo como Hermes están haciendo incursiones y algunos consumidores de alto nivel ahora menosprecian a Louis Vuitton.

La empresa espera consolidar su estatus del lujo exclusivo con la nueva tienda en Shanghái, que cuenta con esculturas de acero y aporta una amplia selección de bienes desde elegantes abrigos y sombreros hasta bolsos de colores hechos con piel de serpiente o cocodrilo.

El mercado chino, es el tercer mercado más grande del mundo de bienes personales de lujo, con un valor aproximado de US$ 25.000 millones. En los próximos tres años, se espera que China supere a Japón y Estados Unidos para llegar al primer puesto, con un segmento de lujo en expansión que podría alcanzar los 28.000 millones de dólares.

Sin embargo, el gasto en objetos de lujo se está suavizando en China al tiempo que la economía se debilita. El crecimiento económico se desaceleró marcando su nivel más bajo en los últimos tres trimestres. La británica Burberry dijo la semana pasada que sus ventas se vieron golpeadas por la desaceleración en China.

Carcelle no quiso hacer comentarios sobre el estado de la economía china o su impacto en el gasto de objetos de lujo, pero dijo que ve la apertura de más “casas” en la capital, Pekín, y en Hangzhou, un centro comercial próspero en el este de China.

[post-views]
Suscríbete al boletín y recibe el mejor contenido en tu correo.

Benchmark Email