Retail
Martes, 13 de Noviembre del 2012

Sector farmacéutico peruano se consolida a semejanza del modelo chileno

De los cerca de US$ 1.200 millones que factura esta industria, US$ 850 millones provienen de los tres principales conglomerados.

A mediados de los ‘90, las grandes cadenas chilenas de farmacias incursionaron en el mercado peruano. Mientras que Salcobrand entró a través de Inkafarma, Fasa lo hizo por intermedio de Boticas Fasa. Sin embargo, al cabo de un tiempo, los actores nacionales decidieron echar marcha atrás y abandonar sus planes, debido en parte, a las dificultades que representaba un mercado excesivamente atomizado.

Pero el sector farmacéutico peruano continuó consolidándose, recorriendo un camino similar al que años antes habían seguido las propias cadenas en Chile, y el panorama de nuestro país hoy luce cada vez más parecido al chileno.

En enero de 2011, Intercorp -grupo liderado por Carlos Rodríguez-Pastor y dueño de InRetail- se convirtió en el líder absoluto del rubro al adquirir Inkafarma. Al mes siguiente, Química Suiza (Quicorp) -de la familia Mulder- compró Boticas Torres de Limatambo-BTL, cadena que se sumó a Mifarma.

En 2012, este grupo volvió a hacer noticia al anunciar la adquisición de Fasa Perú, que antes estaba en manos de la mexicana Casa Saba.

Con estas adquisiciones, Quicorp logró superar a Inkafarma en cuanto al total de locales, pero no en términos de facturación.

Junto con Boticas Arcángel -propiedad del grupo peruano-, estas tres cadenas dominan actualmente el sector. De los US$ 1.200 millones que mueve este mercado, más de US$ 850 millones provienen de estos tres conglomerados, situación que se asemeja a la de Chile, donde la participación de mercado conjunta de Cruz Verde, Salco Brand y Farmacias Ahumada supera el 75%, según datos de Euromonitor. 
Cifras del Ministerio de la Producción de Perú revelan que durante el primer semestre de este año la industria alcanzó un crecimiento de 12,5% respecto del mismo período del año anterior, al registrar ventas por más de US$ 896 millones.

A pesar de ser el holding más nuevo en este mercado, Intercorp ha logrado sacar provecho de la posición de Inkafarma. La razón de esto podría radicar en la experiencia que ha tenido el grupo en la industria del retail con sus supermercados (Plaza Vea y Vivanda), centros comerciales (Real Plaza) y cines (Cineplanet).

A septiembre de este año, Inkafarma mostraba un crecimiento de 22,2% en sus ventas respecto del mismo período de 2011. Además, en dicho lapso la empresa inauguró 79 recintos.

Actualmente, la cadena de Intercorp cuenta con 36 nuevos locales construidos que están a la espera de los permisos finales para operar y existen quince en etapa de construcción.

Por otro lado, la compañía de la familia Mulder se ha dedicado a integrar sus marcas y rentabilizarlas. Pero este proceso no ha sido fácil. La situación más compleja es la que vive Fasa, ya que durante muchos años ha registrado pérdidas.

El plan de Química Suiza es abrir 24 recintos al año entre sus tres marcas, principalmente en provincias y ciudades secundarias.

Finalmente, Boticas Arcángel ha puesto el foco en el servicio. No sólo ha aumentado el número de sucursales (a octubre había abierto 45 establecimientos), sino que también se ha expandido al rubro de los centros médicos. Además, la cadena ofrece seguros de vida en sus tiendas, en alianza con la aseguradora Protecta.

El objetivo de la botica es ser la red privada de salud más grande de nuestro país. Los ejecutivos estiman que terminarán el año con 355 locales y no descartan adquirir otras cadenas, como Boticas y Salud, el cuarto operador peruano.

Si la operación se concreta, se completaría el modelo de tres grandes competidores que caracteriza a la industria chilena, aunque otros actores podrían entrar. Los rumores en Perú incluso apuntan a Cruz Verde.

[post-views]
Suscríbete al boletín y recibe el mejor contenido en tu correo.

Benchmark Email